Cinco libros y un cómic para leer en Halloween

Algunas de las mejores historias para pasar un Halloween de miedo.

Seguimos celebrando la temporada de las brujas y la cosecha. Esta semana, ni más ni menos, que recomendando seis libros para leer ahora que Halloween está tan cerca. Es hora de ponerse los dientes de vampiro postizos, las manchas de sangre falsa y la sábana por encima, el terror y los monstruos están aquí.

  1. La cosecha de Samhein

¿Existe una mejor época del año para leer esta novela de Cotrina? Obviamente no. Terror, horror y fantasía a partes iguales, esta historia os transportara (junto al resto de sus jóvenes personajes) a la oscura y decadente Rocavarancolia. Absténgase las personas con el corazón delicado, pues esta novela no se corta ni un pelito a la hora de hacernos sufrir.

2. Drácula

Un clásico donde los haya. Fácil de leer por su carácter epistolar, Drácula es una obra indispensable para cualquier amante del terror. La historia que abriría las puertas al resto de historias de vampiros, la fuente original de la que beberían cientos de autores y autoras después. Si todavía no conoces al conde y la suerte del pobre Jhonathan Harker, es hora de ponerse con ella.

3. Uzumaki

Un cómic de Junji Ito, uno de los más aclamados magakas del terror. Su obra es incapaz de dejar indiferente, pues quitando el contenido de sus historias, sus dibujos serán capaces de provocarte pesadillas para varias semanas. Uzumaki es una de sus obras referenciales, perfecta si quieres adentrarte en la perversa mente de este autor.

4. El visitante

Ninguna lista de Halloween estaría completa sin una recomendación del maestro del terror. Recomendar un solo libro de Stephen King para esta fechas es un sacrilegio, pues se debería recomendar casi toda su obra, pero hoy os dejo con “El visitante”, una de sus novelas más recientes (2018) en la que volvió al terror sobrenatural que ha dejado un poco de lado en los últimos tiempos. Personajes carismáticos y una criatura que caza niños, ¿qué más se puede pedir?

5. A tumba abierta

Hay algo en el terror que hace que funcione muy bien en formato de relatos cortos. No se me ocurre otro género que posea tantas recopilaciones como este. Ya que hablaba de King antes, recomendar esta colección de relatos cortos de su hijo me parecía adecuado. Obra reciente llena de terroríficos relatos que te transportarán por completo y te harán pasar un mal rato.

6. Cuentos completos de Poe

Y ya que nos adentramos en los relatos y como última recomendación, ¿pensabas que iba a dejarme fuera al maestro de maestros? Obviamente no. La obra de Poe es de sobra conocida, con relatos tan famosos como “El gato negro” o “El cuervo” dejó claro que su capacidad para retratar las emociones más oscuras es innegable. Cualquiera de sus relatos será un acierto para esta época del año, así que elige uno al azar y disfruta.

Lo bueno y lo malo de Misa de medianoche.

Empezar octubre con una reseña de una serie de terror, es la única forma de hacerlo bien.

Es octubre, para mí el mejor mes del año, la temporada de las brujas, las calabazas y la magia. Una época en la que el velo entre lo sobrenatural y el mundo real se desdibuja. Y como cada maravilloso octubre, las plataformas de streaming empiezan a llenarse de películas de terror.

Si la fantasía es mi género favorito de la literatura, el terror lo es para el cine. Me encanta en todas su vertientes, me encantan las buenas pelis de terror y las malas, llevo disfrutando de ellas toda mi vida y no me canso.

Sé que no suelo hacer reseñas en este blog, prefiero dedicarme a recomendar libros y analizar temas relacionados con el género fantástico, pero ya que tengo la serie reciente y es octubre me ha apetecido saltarme un poco las reglas. También ocurre que esta serie me ha dejado con sentimientos muy encontrados y hacer una comparativa de cosas buenas y malas podría ayudarme a aclarar mis propias ideas sobre ella.

Misa de medianoche, lo último de Mike Flanagan (Hill House y Bly Manor), es una historia sobre la fe, la vida y la muerte con un toque sobrenatural que le da la etiqueta de “terror”, pero que en realidad de miedo tiene muy poco.

Sin más dilación:

LO BUENO

Una villana excelente.

Mike Flanagan sabe escribir personajes convincentes, eso es algo que ha demostrado en sobradas ocasiones, pero esta vez se ha lucido. Samantha Sloyan hace un papel que tienes que ser de hielo para que no te retuerza las entrañas. Capta con precisión milimétrica la soberbia, la falsedad y la hipocresía del fanático religioso de una forma sin igual. La actriz se come la pantalla cada vez que sale y no puedes dejar de odiarla ni un solo minuto.

CrockPot.

Al más puro estilo de Stephen King, Flanagan ha perfilado con precisión la vida de un pequeño pueblo americano. Nos presenta una villa pesquera aislada en una isla, llena de personajes bien definidos y sus relaciones de poder, amor, u odio. El racismo está presente, al igual que la presión de grupo y el fanatismo que se despierta en una comunidad tan pequeña en la que todo el mundo se conoce.

La unión de sus temas con lo sobrenatural.

La cantidad de veces que se retuercen versos de la biblia para hacerlos encajar con el componente sobrenatural de la serie es impresionante, como encajan esos versos con lo que se ve, es más impresionante todavía. No voy a hacer spoilers sobre qué tipo de criatura/fantasma está presente en la serie, pues sería quitar parte de la diversión, pero la unión de los temas de la serie con lo sobrenatural es un trabajo excelente.

-El reparto.

Flanagan ha hecho una dirección de actores impresionante. Todos trabajan de forma excelente, pero algunos, como el cura, sobresalen de forma increíble y solo a través de sus manierismos o su forma de hablar crean personajes de los que quieres saber más.

LO MALO

-Buenos temas, mala forma de plantearlos.

Los temas de la vida, la muerte y la fe están presentes durante toda la serie, pero, Flanagan decidió en algunas partes que la mejor forma de presentar sus ideas, de ofrecernos su punto de vista, era a través de larguísimos monólogos de los personajes que se alargan y se alargan destruyendo por completo el ritmo de una serie ya lenta de por sí. Un buen monólogo puede ensalzar un guión, muchos, seguidos y repetitivos, pueden convertirse rapidamente en pedantería. Uno de las últimas escenas, una que debería estar cargada de emoción, recurre a la repetición de un monólogo anterior que me hizo poner los ojos en blanco y mirar el móvil durante un par de minutos esperando que pasase de una vez.

Las escenas de tensión o “acción”.

Obviamente esta no es una historia en la que haya acción, ni siquiera sustos, es una historia de personajes y su relación con la fe y distintas religiones. No entre esperando tiroteos que eso quede claro, pero en los pocos momentos en los que debería haber habido este tipo de escenas, solo para mejorar la obra, las acciones se vuelven un poco trambólicas, rodadas sin gracia y te da la sensación de que todo el mundo está mirando sin hacer nada, esperando a que pase algo para reaccionar como si de una mala obra de teatro se tratase. Esto se hace notable sobretodo en el último capítulo de la serie. Si Flanagan le hubiese dejado la dirección a un director más competente con la acción quizás hubiésemos tenido el Apocalipsis que prometía el capítulo.

-El ritmo.

No me importa que una película o serie tenga un ritmo lento, en absoluto, pero que de siete horas de metraje, en las tres primeras no pase “nada” se hace bastante duro. La serie tiene un ritmo inexistente, hasta llegando al final tiene momentos excesivamente lentos que cortan por completo la inmersión, esto puede hacer que muchos espectadores ni se planteen seguir después de los dos primeros episodios perdiéndose todo lo que el guión tiene que ofrecer.

Y hasta aquí lo bueno y lo malo de misa de medianoche. Si te soy sincero, todavía no me he aclarado con mis sentimientos sobre esta serie. Sí, es lenta, a veces pretenciosa, y los monólogos me hicieron decir “basta”. Pero también es fascinante, sus personajes están realmente vivos y los actores hacen un trabajo excelente. Te atrapa y no. No es una obra perfecta, pero sí que ha sido una serie que he disfrutado hasta el punto de querer estar aquí hablando sobre ella.

Misa de medianoche tiene algo, pero no es para todo el mundo. Olvídate del terror y los sustos, Netflix tiene que vender una serie sobrenatural en Halloween para que la gente la vea, pero esta serie va de otra cosa.

Cinco novelas y relatos de terror que te pondrán la piel de gallina

Historias de fantasmas y entidades antiguas que te harán levantar los ojos de las páginas para comprobar que sigues solo.

Hoy quiero alejarme por un día de la fantasía (solo por uno) y hablaros de otro de mis géneros favoritos. Tanto en la literatura como en el cine, adoro el terror. Sobretodo, las historias de fantasmas, el terror sobrenatural, los monstruos que se esconden dentro del armario o debajo de la cama. Me gusta, disfruto con las buenas historias que te generan miedo a lo desconocido, que te ponen los pelos como escarpias y te mantienen en vilo.

Desde mi punto de vista, hoy en día, el terror se ha desvirtuado mucho por el cine. Las películas (salvo contadas excepciones) no dan miedo, dan sustos. Un golpe de efecto, subir el volumen y una cara fea no es terror, es eso, un susto, humo y espejos, una ilusión para que saltes en el asiento y pienses que “tienes miedo”, pero pocas historias son las que realmente captan el ambiente y la atmósfera de desesperación y horror que este género requiere. Por supuesto, eso no significa que no disfrute de un buen rato con una película llena de clichés y jump scares, solo significa que, probablemente, no la veré dos veces y simplemente la olvidaré. 

¿Sabéis que historias no he olvidado? Hereditary, The haunting of hill house, Bly manor… 

Historia que, desde mi punto de vista, sí que saben contar una historia de lo sobrenatural, de sus horrores y lo que eso puede hacer a una mente humana. Pero, esto es un blog de libros y hemos venido a hablar de eso. 

El terror en la literatura es muy diferente a la gran pantalla. Es difícil pasarlo mal en la tranquilidad de tu habitación con un libro, no puedes llevarte un susto porque nadie va a subir el volumen a tu alrededor, pero eso no significa que un buen libro de terror no pueda ponerte la carne de gallina o hacerte levantar la mirada por encima de las páginas para comprobar que sigues estando solo.

Hoy quiero daros cinco recomendaciones, mi top 5 de libros/relatos de terror que han conseguido mantenerme en vilo:

1. Un saco de huesos de Stephen King.

Recuerdo esta novela con especial cariño, un amigo mío me la dejo cuando le dije que quería leer algo de King de su colección. Me lo extendió sabiendo que me gustaría y, acertó de pleno. Es uno de los pocos libros que me ha hecho sentir que no estaba solo en una habitación, algunas escenas me hacían mirar a mi alrededor y, podría jurar, que oía el golpeteo del que se habla en la novela en mi propia casa.

Una historia de fantasmas digna de uno de los maestros del terror más grandes.

2. El ser en el umbral de Lovecraft

Un relato corto, fácil de leer en una tarde suelta, que me sumergió de lleno en los mitos de Chtulhu. Me encantó el final y el ambiente que crea Lovecraft a través de la narración, una lectura muy recomendable para cualquiera que quiera empezar con los mitos.

3. El gato negro de Poe

Otro relato corto, el género de terror parece funcionar excepcionalmente bien en formatos más breves. El gato negro es una de las obras más escalofriantes y viscerales de Poe en mi opinión, casi podía oír los maullidos entre las paredes cuando me sumergí de lleno de la lectura. 

Guarda un lugar especial entre mis favoritos porque lo leí siendo muy muy joven y fue uno de mis primeros pasos en el terror. Asombroso.

4. Marina de Zafón

Uno de mis eternos favoritos y uno que he dudado mucho en poner en esta lista. Marina no es considerado terror, esta entre la literatura “juvenil” (porque para adolescentes tiene poco), y la fantasía oscura quizás. Como toda la obra de Zafón, Marina pertenece a su género propio, pero recuerdo que las escenas más oscuras y todo el tema de las marionetas me ponía los pelos como escarpias mientras lo leía. Además la obra consigue un ambiente pesado, oscuro y depresivo y tiene uno de los finales que más duelen de la historia.

5. Sangre de monstruo de R. L. Stine

¿Qué hace un libro de la saga Pesadillas en la lista? ¿Estás borracho? Eso no da miedo. Sí, sí, estoy de acuerdo, Pesadillas no da miedo, no al menos hoy en día y probablemente no a una generación sobre estimulada con la televisión y los móviles. Pero, recuerdo cuando empecé a leer estos libros con 11-12 años lo mal que me lo hacían pasar, me tenía que meter debajo de las sábanas con una linterna para que los monstruos que había entre las páginas no pudiesen alcanzarme. 

Muchos libros tienen una edad, una época, la saga Pesadillas es uno de esos. Tuvo su momento y se convirtieron en un éxito y por eso quiero ponerle un puesto de honor en mi top del terror, por todos esos momentos que me hizo sufrir cuando era un niño. Sangre de monstruo es uno de los libros que más recuerdo a día de hoy.

4 novelas de fantasía y terror sobre pandemias

La ficción nunca ha estado tan cerca de la realidad. Explora como estos autores han retratado las pandemias en sus historias.

Vivimos tiempos oscuros, aunque la luz empieza a verse al final del túnel, el último año ha sido tan distópico que nadie podría habérselo imaginado jamás… ¿o sí?

¿Hablamos de plagas? Hoy quiero traeros unas cuantas novelas que pivotan entra la fantasía y el terror, la distopía y lo ucrónico, pero que tienen algo en común. Todas hablan de una plaga, ya sea como trasfondo a su historia o como catalizador de ella. Si no has tenido suficiente con el COVID, te hablo aquí de cinco libros que te dejarán ver como algunos autores se imaginaron sus propias plagas, de gente que tiene que vivir en un mundo herido y sobrevivir a lo peor del ser humano.

1. Tiempos de arroz y sal de Kim Stanley Robinson

En esta ucronía se nos presenta una realidad alternativa después de que la peste negra destruya el 90% de la población de Europa. Nuevos gobiernos y fronteras toman el lugar abandonado y destruido. Acompañaremos a un grupo de personajes durante siete siglos de historia a través de este mundo que ha cambiado tanto que cuesta reconocerlo.

Una lectura para aquellos con un alma más poética, para los que les gusta que los personajes lleven el peso de la trama y para los que quieren leer una realidad alternativa de nuestro mundo.

2. Apocalipsis de Stephen King

La más cercana a nuestra realidad, pero vista desde la lente única del maestro del terror King. Un arma biológica en forma de virus se dispersa por el mundo matando a un altísimo porcentaje de la población mundial. Lo supervivientes deben enfrentarse a un mundo cruel que tratará de devorarlos. 

Unos serán atraídos por una mujer llamada Madre Abigail que representa al bien y otros atraídos por Randall Flagg, el mal, dos zonas bien distinguidas intentarán construir los cimientos de una nueva civilización. El conflicto entre ambas partes está más que servido.

Un fundamental de las historia de supervivencia y post-apocalípticas. 

3. Fuego de Joe Hill

Joe Hill, hijo de Stephen King, hizo su propia pandemia. Mezclando terror y una enfermedad mucho más sacada de la fantasía, Fuego es una interesante novela sobre una espora llamada Escamadragón que es altamente contagiosa y que quema vivos a aquellos que la contraen. 

Una enfermera embarazada deberá aprender como controlar la enfermad antes de estallar en llamas, para ello contará con la ayuda de un hombre que parece haber controlado la espora hasta el punto de controlar el fuego en su interior.

4. La extinción de los elfos: primera plaga de Rolly Haacht

De mano de la autora española, Rolly Haacht y de Munyx editorial, llega este junio «La extinción de los elfos», según he hablado con la autora la novela trata sobre una plaga liberada por uno de las protagonistas sin querer. Esa plaga afecta a los semi-elfos (o elfanos) con mayor brutalidad. Algunos quieren que esto siga siendo así hasta que no quede ni rastro de estos elfanos que, por su parte, solo quieren poder vivir en paz.

Complots políticos, racismo y una terrible enfermedad que asola el territorio. La extinción de los elfos tiene pinta de ser la novela perfecta para leer tras la cuarentena.

¡Espero que te hayan gustado estas recomendaciones! Echale mano a alguno de estos libros y disfruta de una historia que ya no está tan lejos de la realidad. Y recuerda, siempre hay un final para todas las historias, incluida la pandemia que nos ha tocado vivir.

Bonus track: Esclavos de Ceniza, novela propia.

Tras el Sol Devastador la magia dejó de existir y, con ella, la vida dejó de reproducirse. Han pasado cinco años y nos encontramos en un mundo que se muere por la peor de las enfermedades, la falta absoluta de nueva vida. Algunos sobreviven sin más aspiración que aguantar otro día hasta que el inevitable final llegue, otros desean restaurar la magia y el antiguo orden.

Esta historia va sobre un grupo de de desconocidos que se verán obligados a colaborar, ya sea por voluntad propia o por verse obligados, para arreglar un mundo que desaparece engullido por sus propias cenizas.

Puedes hacerte con ella aquí: