Cinco libros y un cómic para leer en Halloween

Algunas de las mejores historias para pasar un Halloween de miedo.

Seguimos celebrando la temporada de las brujas y la cosecha. Esta semana, ni más ni menos, que recomendando seis libros para leer ahora que Halloween está tan cerca. Es hora de ponerse los dientes de vampiro postizos, las manchas de sangre falsa y la sábana por encima, el terror y los monstruos están aquí.

  1. La cosecha de Samhein

¿Existe una mejor época del año para leer esta novela de Cotrina? Obviamente no. Terror, horror y fantasía a partes iguales, esta historia os transportara (junto al resto de sus jóvenes personajes) a la oscura y decadente Rocavarancolia. Absténgase las personas con el corazón delicado, pues esta novela no se corta ni un pelito a la hora de hacernos sufrir.

2. Drácula

Un clásico donde los haya. Fácil de leer por su carácter epistolar, Drácula es una obra indispensable para cualquier amante del terror. La historia que abriría las puertas al resto de historias de vampiros, la fuente original de la que beberían cientos de autores y autoras después. Si todavía no conoces al conde y la suerte del pobre Jhonathan Harker, es hora de ponerse con ella.

3. Uzumaki

Un cómic de Junji Ito, uno de los más aclamados magakas del terror. Su obra es incapaz de dejar indiferente, pues quitando el contenido de sus historias, sus dibujos serán capaces de provocarte pesadillas para varias semanas. Uzumaki es una de sus obras referenciales, perfecta si quieres adentrarte en la perversa mente de este autor.

4. El visitante

Ninguna lista de Halloween estaría completa sin una recomendación del maestro del terror. Recomendar un solo libro de Stephen King para esta fechas es un sacrilegio, pues se debería recomendar casi toda su obra, pero hoy os dejo con “El visitante”, una de sus novelas más recientes (2018) en la que volvió al terror sobrenatural que ha dejado un poco de lado en los últimos tiempos. Personajes carismáticos y una criatura que caza niños, ¿qué más se puede pedir?

5. A tumba abierta

Hay algo en el terror que hace que funcione muy bien en formato de relatos cortos. No se me ocurre otro género que posea tantas recopilaciones como este. Ya que hablaba de King antes, recomendar esta colección de relatos cortos de su hijo me parecía adecuado. Obra reciente llena de terroríficos relatos que te transportarán por completo y te harán pasar un mal rato.

6. Cuentos completos de Poe

Y ya que nos adentramos en los relatos y como última recomendación, ¿pensabas que iba a dejarme fuera al maestro de maestros? Obviamente no. La obra de Poe es de sobra conocida, con relatos tan famosos como “El gato negro” o “El cuervo” dejó claro que su capacidad para retratar las emociones más oscuras es innegable. Cualquiera de sus relatos será un acierto para esta época del año, así que elige uno al azar y disfruta.

Cinco novelas de aventuras y fantasía para soñar con otros mundos

La aventura y la fantasía funcionan a la perfección como un dueto. El viaje de los protagonistas a través de tierras inhóspitas siempre tendrá un atractivo embaucador.

La fantasía y la aventura son dos géneros que se dan de la mano y es que, no hay nada como viajar por un mundo lleno de peligros, monstruos y lugares mágicos de la mano de un grupo dispar y entrañable de personajes. La novela de aventuras está completamente ligada a los inicios del géneros fantástico, inspirado por obras como La Odisea o Beowulf.

Son novelas de acción, entretenidas de leer, sin tramas políticas demasiado densas y que buscan el enfrentamiento del héroe contra los peligros del exterior, de un mundo hostil que debe ser superado para conseguir el objetivo final. Suelen ser novelas perfectas para los adolescentes que empiezan a leer fantasía y que otras obras se les harían cansinas o demasiado duras. En mi caso, recuerdo perfectamente pasarme un verano devorando “El legado del drow” como si no hubiese un mañana y disfrutando de las aventuras de Drizzt y su grupo de amigos enfrentándose a todo tipo de criaturas.

El género de aventuras tiene un espacio muy importante dentro de la fantasía y por eso hoy quiero recomendarte 5 novelas o sagas de aventuras fantásticas para que paséis un buen rato.

1. La saga del elfo oscuro de R. A. Salvatore

Una de las sagas más larga del listado. Si quieres aventuras sin fin, dragones, orcos y todo tipo de criaturas sacadas de los bestiarios de Dungeons & Dragons, no busques más. En esta saga seguimos las aventuras del famoso Drizzt Do´Urden, un elfo oscuro que abandona su ciudad natal y las formas de vivir de su gente para hacerse un hueco en la superficie, donde siempre se le mirará con desprecio o suspicacia pues los de su raza no tienen buena fama.

Las aventuras de Drizzt están llenas de acción, objetos mágicos, compañerismo y todo lo que uno podría esperar del género de aventuras. Cada libro no es demasiado largo y la escritura es sencilla. Además, están ambientadas en Faerun, los Reinos Olvidados, una de las ambientaciones más famosas del juego de rol D&D.

2. El Hobbit de Tolkien

Una aventura clásica donde las haya, un libro perfecto para leer en un par de tardes o ratos muertos que te llevará desde la Comarca hasta la Montaña Solitaria. Tiene todos los elementos que una novela de este tipo necesita, un dragón, trolls, enanos y un hobbit que sale de casa para vivir una auténtica aventura.

3. La Dragonlance de Weiss y Hickman

En la misma línea que la saga del elfo oscuro, la Dragonlance es una serie muy extensa de novelas que sigue las distintas aventuras de un grupo conocido como Los Héroes de la Lanza. También escritas dentro de uno de los universos que pertenecerían al juego de rol D&D, Krynn, consiguió ser tan fuerte que la Dragonlance se convirtió en una marca propia. 

La trilogía original, Crónicas de la Dragonlance, son unas novelas perfectas para disfrutar de una aventura clásica, de peleas épicas, de enfrentamientos contra dioses oscuros y de un grupo de personajes que te robará el corazón.

 

4. Codex Alera de Jim Butcher

Esta serie de seis libros de mano del autor de Dresden Files, nos propone una ambientación distinta a la clásica medieval. Alera es un mundo inspirado en el tardío Impero Romano en el que la gente obtiene poderes al vincularse con espíritus elementales. Si buscar una aventura distinta, un protagonista juvenil y un sistema de magia interesante, estas novelas te ayudarán a pasar unas cuantas tardes.

5. La trilogía del Mar Quebrado de Abercrombie 

Abercrombie es el maestro del grimdark así que nadie esperaría encontrarlo en esta lista, pero resulta que tiene una trilogía juvenil en la que mezcla a la perfección la aventura, la fantasía y el tono oscuro que envuelve todas sus historias, dando un tono más duro a la aventura que se presenta ante nuestro personaje.

Una historia coming of age excelente para aquellos que quieran algo un poco más realista y menos mágica, pero que siga siendo sencillo de leer y lleno de viajes.

El síndrome de la segunda parte

Las segundas partes nunca fueron buenas.

Segundas partes nunca fueron buenas. Un precioso refrán español que ejemplifica perfectamente de lo que os quiero hablar hoy. El síndrome de la segunda parte y el complejo de trilogía. 

Deberíamos empezar haciéndonos una pregunta, ¿por qué existen tantísimas trilogías en la fantasía? ¿Por qué este género es un género que no se lleva bien con los libros autoconclusivos?

Son varios factores los que hay que tener en cuenta para resolver estas incógnitas.

El primero es el autor. En la fantasía, muy distinta a otros géneros, se suele requerir de una construcción de mundo. Se crea todo un entramado de países, religiones, lugares, políticas, sistemas de magia… que, normalmente, suele ser muy difícil de plasmar en un solo libro. Los autores no crean ese mundo para dejarlo a medias, quieren hablarte de él, de lo que han creado, de su bebé y, eso, requiere muchas páginas. 

Por otro lado tenemos el ejemplo de Tolkien. Parece que para que una historia de fantasía sea historia de fantasía tiene que tener tres libros (o más), pero mínimo tres. La trilogía está arraigada en las bases del género y también, de forma subconsciente, en los lectores y escritores.

Luego está el punto de vista comercial. Las editoriales saben que las trilogías venden más que los autoconclusivos. Los lectores se enamoran de los personajes y quieren que sus aventuras continúen, por eso existen sagas infinitas que se estiran como un chicle. Es un poco el complejo Marvel, queremos seguir las historias de nuestros super héroes favoritos, muchas veces incluso aunque la calidad de estas historias empiece a palidecer.

Además, tres parece ser el número ideal para contar historias. Dos es demasiado poco, cuatro ya puede ser mucho, tres es perfecto. La trinidad de una historia, las tres parten fundamentales:

La presentación, el nudo y el desenlace. Las tres partes están arraigadas, como la hiedra a una pared agrietada, a la forma en la que contamos y entendemos las historias.

Entonces, ¿qué es el síndrome de la segunda parte? Las trilogías, que se planifican de igual modo que cualquier historia y cualquier novela, toman la siguiente forma:

Presentación-Nudo-Desenlace.

Aunque dentro de sus páginas también se encuentran estos tres factores, es cierto que el conflicto a gran escala del que tratan funciona así durante las tres novelas que componen la historia. Es decir, el primer libro se usa para presentar a los personajes, sus conflictos principales y el mundo que los rodea.

El segundo para acrecentar el nudo, resolver algunas cuestiones, pero dejar el conflicto principal en un in crescedo

La tercera parte resolverá el conflicto principal llevándonos a un satisfactorio (o no) desenlace.

Debido a esta estructura, muchas segundas partes no son buenas, o, por no ser tan duro, no son tan buenas como la primera o la última parte. ¿Por qué? Porque en la primera nos fascinamos con el mundo nuevo en el que entramos y las historias de origen o presentación siempre gustan.

Durante el tercero vivimos la resolución de todo lo que se nos ha prometido desde el primer libro por lo que, si estamos metido sen la historia, vibraremos con cada página.

Pero durante la segunda novelaveremos como las piezas se mueven y se posicionan sin que el conflicto principal avance demasiado o estalle hasta las últimas páginas de esta. Ese, amigos, es el síndrome de la segunda parte. Historias que no pueden avanzar el drama principal demasiado, que tienen que inventarse artificios para alargar la trama, que tienen que hacer malabares para mantener al lector durante sus religiosas 500-700 páginas sin que nada realmente importante ocurra. La segundas partes son un desvío, un desvío que puede estar muy bien llevado y ser apasionante, sí, pero que también se puede volver largo y tedioso.

He leído decenas de trilogías en mi vida y, estoy seguro, de que la mayoría de las páginas de las segundas partes sobraban. En algunos casos una bilogía habría sido más adecuada, en otros acortar el segundo libro habría bastado y, en casos muy raros, la segunda novela está tan bien hilada y es tan necesaria para la historia que toda la trilogía funciona a la perfección, como un mecanismo perfectamente engrasado, pero estos casos son pocos.

En conclusión, este género es un género de trilogías, pero hay que tener cuidado con añadir algo innecesario a una historia que podría funcionar mejor de otra manera. El síndrome de la segunda parte puede desanimar a un lector a seguir con la historia.

Y tú, ¿has leído segundas partes que te han resultado soporíferas?

Cinco novelas y relatos de terror que te pondrán la piel de gallina

Historias de fantasmas y entidades antiguas que te harán levantar los ojos de las páginas para comprobar que sigues solo.

Hoy quiero alejarme por un día de la fantasía (solo por uno) y hablaros de otro de mis géneros favoritos. Tanto en la literatura como en el cine, adoro el terror. Sobretodo, las historias de fantasmas, el terror sobrenatural, los monstruos que se esconden dentro del armario o debajo de la cama. Me gusta, disfruto con las buenas historias que te generan miedo a lo desconocido, que te ponen los pelos como escarpias y te mantienen en vilo.

Desde mi punto de vista, hoy en día, el terror se ha desvirtuado mucho por el cine. Las películas (salvo contadas excepciones) no dan miedo, dan sustos. Un golpe de efecto, subir el volumen y una cara fea no es terror, es eso, un susto, humo y espejos, una ilusión para que saltes en el asiento y pienses que “tienes miedo”, pero pocas historias son las que realmente captan el ambiente y la atmósfera de desesperación y horror que este género requiere. Por supuesto, eso no significa que no disfrute de un buen rato con una película llena de clichés y jump scares, solo significa que, probablemente, no la veré dos veces y simplemente la olvidaré. 

¿Sabéis que historias no he olvidado? Hereditary, The haunting of hill house, Bly manor… 

Historia que, desde mi punto de vista, sí que saben contar una historia de lo sobrenatural, de sus horrores y lo que eso puede hacer a una mente humana. Pero, esto es un blog de libros y hemos venido a hablar de eso. 

El terror en la literatura es muy diferente a la gran pantalla. Es difícil pasarlo mal en la tranquilidad de tu habitación con un libro, no puedes llevarte un susto porque nadie va a subir el volumen a tu alrededor, pero eso no significa que un buen libro de terror no pueda ponerte la carne de gallina o hacerte levantar la mirada por encima de las páginas para comprobar que sigues estando solo.

Hoy quiero daros cinco recomendaciones, mi top 5 de libros/relatos de terror que han conseguido mantenerme en vilo:

1. Un saco de huesos de Stephen King.

Recuerdo esta novela con especial cariño, un amigo mío me la dejo cuando le dije que quería leer algo de King de su colección. Me lo extendió sabiendo que me gustaría y, acertó de pleno. Es uno de los pocos libros que me ha hecho sentir que no estaba solo en una habitación, algunas escenas me hacían mirar a mi alrededor y, podría jurar, que oía el golpeteo del que se habla en la novela en mi propia casa.

Una historia de fantasmas digna de uno de los maestros del terror más grandes.

2. El ser en el umbral de Lovecraft

Un relato corto, fácil de leer en una tarde suelta, que me sumergió de lleno en los mitos de Chtulhu. Me encantó el final y el ambiente que crea Lovecraft a través de la narración, una lectura muy recomendable para cualquiera que quiera empezar con los mitos.

3. El gato negro de Poe

Otro relato corto, el género de terror parece funcionar excepcionalmente bien en formatos más breves. El gato negro es una de las obras más escalofriantes y viscerales de Poe en mi opinión, casi podía oír los maullidos entre las paredes cuando me sumergí de lleno de la lectura. 

Guarda un lugar especial entre mis favoritos porque lo leí siendo muy muy joven y fue uno de mis primeros pasos en el terror. Asombroso.

4. Marina de Zafón

Uno de mis eternos favoritos y uno que he dudado mucho en poner en esta lista. Marina no es considerado terror, esta entre la literatura “juvenil” (porque para adolescentes tiene poco), y la fantasía oscura quizás. Como toda la obra de Zafón, Marina pertenece a su género propio, pero recuerdo que las escenas más oscuras y todo el tema de las marionetas me ponía los pelos como escarpias mientras lo leía. Además la obra consigue un ambiente pesado, oscuro y depresivo y tiene uno de los finales que más duelen de la historia.

5. Sangre de monstruo de R. L. Stine

¿Qué hace un libro de la saga Pesadillas en la lista? ¿Estás borracho? Eso no da miedo. Sí, sí, estoy de acuerdo, Pesadillas no da miedo, no al menos hoy en día y probablemente no a una generación sobre estimulada con la televisión y los móviles. Pero, recuerdo cuando empecé a leer estos libros con 11-12 años lo mal que me lo hacían pasar, me tenía que meter debajo de las sábanas con una linterna para que los monstruos que había entre las páginas no pudiesen alcanzarme. 

Muchos libros tienen una edad, una época, la saga Pesadillas es uno de esos. Tuvo su momento y se convirtieron en un éxito y por eso quiero ponerle un puesto de honor en mi top del terror, por todos esos momentos que me hizo sufrir cuando era un niño. Sangre de monstruo es uno de los libros que más recuerdo a día de hoy.

Citas fantásticas sobre la fantasía

No dejéis que nadie os diga que la literatura fantástica es para niños.

Dejad que os cuente una breve historia, una vez tuve una cita con una muchacha que conocí por Tinder. Fuimos a tomar un café, la conversación fluyó sin problemas, todo parecía marchar con normalidad y no con la rareza incómoda de la mayoría de citas de Tinder. Al menos así fue hasta que me preguntó a qué me dedicaba, yo obviamente le dije que era escritor de fantasía. Ahí la cosa empezó a ponerse rara. Ella no solo no había leído o visto nada de fantasía en toda su vida (ni Harry Potter, ni Juego de Tronos, ni El Señor de los Anillos, ¡nada!), es que el género le parecía estúpido.

Le parecía que una historia en un mundo que no era el nuestro no podía transmitirle nada, que la magia le sacaría de la historia, que no había sentido en esas historias… que no había humanidad, que no eran historias «humanas». Obviamente, trate de salir en defensa de la fantasía, pero entendí que no podía convencer a alguien que no quiere ser convencido.

La cita acabó como muchas otras de Tinder acaban, nos terminamos el café, nos despedimos y nunca más volvimos a hablar. Ella tenía los pies demasiado en la tierra y yo la cabeza demasiado llena de dragones. Nunca hubiese funcionado.

El tema, es que estoy seguro de que a muchos de vosotros os ha pasado algo similar, que alguien os ha dicho que la fantasía es infantil, que es un género solo para adolescentes, que tendríais que leer los clásicos y dejaros de dragones y espadas. Obviamente, quien diga algo así es solo un ignorante que no entiende que la literatura es literatura y que la obra de Tolkien es tan clásica como la del más clásico de los autores y que, dentro de la fantasía, uno puede encontrar todo tipo de historias.

Desde luego, nunca recomendaría algo de Abercrombie a un adolescente, tampoco Canción de hielo y fuego.

Pero volviendo al tema que nos atañe, hoy os quería dejar algunas de las mejores frases sobre este género, perlas de sabiduría llenas de humanidad y sentido de parte de algunos de sus mejores escritores:

Los cuentos de hadas son ciertos: no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos cuentan que estos pueden ser vencidos.

G. K. Chesterton

La fantasía no es una forma de huir de la realidad, es una forma de entenderla.

Lloyd Alexander

Las historias con imaginación tienden a cabrear a aquellos sin ella.

Terry Pratchett

La fantasía, si es realmente convincente, no puede quedarse obsoleta, por el mero hecho de que representa un viaje a través de una dimensión que está más allá del alcance del tiempo.

Walt Disney

Los niños saben perfectamente que los unicornios nos son reales, pero también saben que los libros sobre unicornios, si son buenos libros, son libros de verdad.

Ursula K. Le Guin

¿Hay mucha fantasía que es pura mierda? Sí, son libros palomiteros en el mejor de los casos. Pero, no se puede negar que mucha literatura es mierda también. El 85% de todo en el mundo es mierda. Juzgamos por los mejores. Y hay excelente fantasía ahí fuera. Por ejemplo, Sueño de una noche de verano; Hamlet y el fantasma; Macbeth, fantasmas y brujas; También me gusta la Odisea; la mayor parte del Pentateuco en el Viejo Testamento, Gargantua y Pantagruel.

Honestamente, la fantasía existía antes que la ficción literaria, y si niegas esas raíces te estás podando tanto que lo único que te queda es marchitarte y morir.

Patrick Rothfuss

¿Qué es el LitRPG? Un nuevo género entre la fantasía, la ciencia-ficción y los videojuegos.

Historias con personajes que suben de nivel y viven dentro de un videojuego.

LitRPG, suena raro, ¿verdad? La primera vez que escuche algo de este género pensé que se refería a juegos de rol “ligeros” para jugadores más novatos, luego pensé en aquellos libros elige tu propia aventura que leíamos de adolescentes. El caso es que, en ninguna de mis predicciones estaba totalmente equivocado, pero tampoco estaba en lo cierto. 

El LitRPG es un termino que lleva un tiempo acuñándose y que se está usando para determinar ciertas novelas de fantasía/ciencia ficción que tienen unos elementos comunes:

-El protagonista que se ve atrapado/transportado a un mundo de fantasía que pertenece a un videojuego.

-Hay una progresión de niveles y poder parecida al de los RPG (Rol playing games). En algunos casos se incluyen estadísticas y fichar de personaje.

Quizás con estos datos te venga a la cabeza una obra de sobra conocida, Ready Player One y es que, sí, esta novela entraría dentro de susodicho género, aunque probablemente lo hiciese sin ser consciente de que este todavía existía. Como digo, la etiqueta es bastante nueva. El caso es que Ready Player One abrió una puerta y el género se ha expandido desde entonces.

Son varios los autores, de escritura inglesa, que están adoptando esta etiqueta para promocionar sus obras, sobretodo ha conocido un gran crecimiento de parte de autores independientes y autopublicados a través de Amazon. 

Sin embargo, el LitRPG no es nada nuevo para todos aquellos que han crecido con anime, desde Sword Art Online, pasando por Log Horizon, la fantasía de quedar atrapado en un mundo de realidad virtual ya se había explorado con anterioridad.

Entonces, ¿por qué si ya había tanta obra sobre el tema, nadie usaba la etiqueta LitRPG? La respuesta es sencilla, la etiqueta se acuñó en 2013 cuando una de las grandes editoriales rusas creó el termino para agrupar un proyecto de obras de múltiples autores nacionales. La etiqueta ha ido cogiendo fuerza desde entonces y, como digo, ya son muchos los autores americanos e ingleses que han empezado a utilizarla.

Por desgracia, las traducciones al español todavía escasean, por no decir que son casi inexistentes y, las que hay, son de una calidad más que dudosa. Así que a los lectores de habla hispana que puedan estar interesados solo tienen la opción de leer en inglés o esperar.

Pero si a alguno se le da bien el inglés os dejo una recomendación y para quien no tenga problemas con las traducciones medio malas, otra:

En inglés, una de las obras mejores reseñadas.
Una de las pocas obras traducidas, aunque los comentarios sobre la traducción no son muy esperanzadores.

Otras 5 novelas sobre escuelas de magia que no son Harry Potter

Hoy te traigo otras cinco novelas para quitarte el mono de Harry Potter y aventurarte en otras escuelas de magia.

Ya os hablé de cinco libros sobre escuelas de magia anteriormente y se ha convertido en uno de los post con más visitas del blog. Las ganas de leer algo sobre hechiceros y escuelas parece no acabarse tras Harry Potter, así que me veo en la obligación de traeros cinco sagas MÁS que también os servirán para quitaros el mono. Algunas más adolescentes, otras ya más maduras, aquí tenéis una selección de fantasía y escuelas:

  1. Una educación mortal de Naomi Novik

Debo confesar que no he leído esta novela, pero es de sobra conocida en los ambientes de bookstagram. La autora, que nos trajo Un cuento oscuro, quería crear su propia escuela de magia y, por lo visto, le salió muy distinta a las demás.

En esta escuela de magia solo existen dos formas de salir, o muerto o graduado, los riesgos están por todas partes y las amistades son más alianzas por la supervivencia con traición posterior. Una novela muy interesante para quien quiera un vistazo distinto al, a veces, clásico género de la escuela de magia.

2. La saga Magisterium de Holly Black y Cassandra Clare

Una saga que pasó un poco desapercibida en su época, pero de mano de dos afamadas escritoras de fantasía juvenil.

La escuela de magia Magisterium es bastante distinta a una escuela de magia tradicional, las autoras se han esforzado en crear algo distinto para que no te sientas como si estuvieses leyendo una copia de HP. Con su sistema de magia propio y una trama juvenil, pero muy disfrutable, esta saga tiene los elementos concretos para gustar a cualquiera que quiera disfrutar de una academia de magia.

3. Nuncanoche de Jay Kristoff

Vale, vale, me has pillado, esto no es una “escuela de magia”, es una maldita escuela de asesinos. Sí, es cierto, pero la novela no deja de estar dentro del género de fantasía, en una ambientación propia y gran parte de ella toma parte dentro de una escuela. La protagonista posee un tipo de magia muy concreto y, aunque no lancen Abadas Kedabras, se apuñalan entre ellos, se envenenan y, oh, sí, también se foll…n.

Si quieres disfrutar de una historia de venganza mezclada con una escuela llena de asesinos despiadados y un ritmo apabullante, escenas de acción y una narración muy visceral, te recomiendo que empieces la saga Nuncanoche, no tiene desperdicio.

4. Crónicas de la torre de Laura Gallego

¿Cómo iba a faltar una de las autoras nacionales más reconocidas en esta lista? Una de las historias que más me gustó de Laura Gallego durante mi adolescencia fue, justamente, El Valle de los Lobos, la primera parte de esta saga. Ambientada en una torre de hechicería, al más puro estilo de D&D, una joven granjera tendrá que aprender los entresijos de la magia.

Una historia de escuela de magia clásica, en una ambientación fantástico medieval y con unos giros de guión muy bien traídos que te dejarán con la boca abierta. Una de la recomendaciones más interesantes de la lista de hoy.

5. Clamor de Tormenta de Carlos M. Chinillach

Pero, espera, ¿ese no eres tú? Sí, así es. Deja que aproveche mi pequeño espacio para hacer un poquito de spam y, de paso, recomendarte una novela sobre una “universidad” de magia que puede interesarte.

Clamor de Tormenta es mi nueva novela, una historia de venganza y magia rúnica llena de acción y mucha épica. Ambientada en nuestro mundo, pero llena de lugares mágicos, estoy seguro de que su historia te cautivará.

Los personajes no son adolescentes, son veinteañeros y, por lo tanto, la historia es más madura y un poco más dura. Puedes adquirirla en Amazon tanto en digital como en físico por muy poco:

Mi nueva novela ya a la venta

Clamor de Tormenta ya es una realidad, no pierdas la oportunidad de hacerte con una novela llena de épica y magia.

Clamor de Tormenta ya es una realidad, una novela llena de fantasía, aventuras, mucha magia y un pacto de venganza. Os dejo la sinopsis:

«Una vida salvada vale más que una muerte vengada.»

Ander creía que entrar en La Academia era su máxima preocupación. Al menos así era hasta que murió ensartado en una lanza. Después de un brutal ataque a su casa, su única opción de supervivencia es llegar a un acuerdo con una oscura criatura llamada Gardebius.

Unidos por un pacto de venganza, Ander y Gardebius deberán descubrir quién ha reducido a cenizas el hogar del muchacho y ha secuestrado a su madre. Lo único que saben es que el agresor se ha llevado algo de la cámara custodia de su padre y eso solo puede significar que algo muy malo está a punto de pasar.

Podéis haceros con ella a través de Amazon.

Se avecina tormenta…

Mi próxima novela está cerca de ser una realidad, aquí te explico todas las claves de lo que podrás encontrar entre sus páginas.

…y es una que lo cambiará todo. En junio saldrá mi próxima novela y es una que viene con mucha fuerza. Con Esclavos de Ceniza me adentré por fin en la fantasía, mi género favorito, después de dar tumbos de aquí para allá y probar distintas cosas. Sin embargo, aunque estoy muy orgulloso de los personajes y la historia de aquella novela, siempre supe que podría haber hecho más. Quería construir un sistema de magia, un mundo propio, comenzar una saga épica. Pues bien, aquí está ese comienzo que llevo tiempo planeando.

Clamor de Tormenta es el inicio de una trilogía de fantasía contemporánea y épica, es decir, se sitúa en nuestro mundo y época, pero la hechicería existe, también las dimensiones de bolsillo, otras realidades y planos, criaturas oscuras, artefactos capaces de destruir el mundo, una Academia de magia, torres en las que se enseña a los jóvenes hechiceros… todo un mundo por descubrir oculto dentro del nuestro. 

Esta novela ha sido probablemente una de las que más me ha costado escribir en toda mi vida, ha pasado por tres versiones distintas y me he bloqueado con ella en más de una ocasión, algunas cosas no funcionaban y otras, simplemente, sobraban. Tras recortes, reestructuraciones y mucho trabajo, conseguí llegar a un consenso con sus personajes y contar la historia que debía contar.

También reconozco que tanta indecisión probablemente viene dada por ser un escritor más de mapa que de brújula, pero eso es otra historia.

¿Qué podrás encontrar dentro de esta novela?

1. Un sistema de magia propio basado en runas arcanas y las conexiones que uno puede hacer entre ellas. La capacidad de conectar runas determina a cada rúnico dentro de una sociedad muy clasista.

Así un hechicero es alguien que puede aprender casi todas las runas, pero solo conectar dos distintas a la vez.

Un Alto Mago es aquel que puede conectar tres o más runas distintas para un solo sortilegio.

Y un uniruna es aquel que solo puede conectarse con una runa, como es el caso del protagonista.

2. Una ambientación llena de lugares mágicos, dimensiones de bolsillo, una Academia atemporal, palaciega y majestuosa, una necrópolis olvidada por el tiempo, el Velo que separa la realidad de la Sombra, cámaras custodias y una torre de hechicería.

3. Una trepidante historia de perdida, venganza, madurez y perdón. Una carrera para detener a un hombre que quiere liberar a una antigua entidad de su prisión.

4. Un elenco de personajes con los que sufrirás, te harán odiarlos o sentirás pena por ellos. Como ya pasó en Esclavos de Ceniza, los personajes no son blancos o negros, son una amalgama de grises que hace que cueste definir a los “buenos” y los “malos”.

Ander es un uniruna que quiere entrar en la Academia, pero debido a sus poderes defectuosos lo tiene difícil y su padre, un aclamado Custodio, no piensa facilitarle el camino, se niega a que otro de sus hijos se convierta en un Cazador.

Gardebius lleva decenios encerrado en el arma que selló su destino. Firmar un pacto es su única posibilidad de escapar de la cámara custodia que lo retiene y poder ver la luz de la luna una vez más.

Inara es una Adivina que ha sido utilizada toda su vida y a la que le han arrancado la poca felicidad que ha podido encontrar, abotargada por el paso del tiempo y una magia que la consume por dentro, solo sueña con vengarse de la criatura que la condenó a esa vida.

Cadeus se ha pasado una eternidad consumido por el dolor de que sus amigos lo abandonasen en una necrópolis olvidada. Su obsesión por dejar de estar roto por dentro lo ha llevado a corromper su magia. Ahora es el momento de escapar y vengarse de aquellos que lo dejaron atrás como un perro.

Una baraja de cartas puede ayudarte a escribir mejores historias

Ya lo hice con seis dados, ahora lo hago con una baraja de cartas. Podría parecer que tengo un problema con los juegos de azar, pero no. Entra para averiguarlo.

Sí, lo que lees. Ya lo hice con seis dados, ahora lo hago con una baraja de cartas. Podría parecer que tengo un problema con los juegos de azar, pero no. Simplemente, me gusta explorar nuevas herramientas y formas de storytelling. En el post de hoy os hablaré de Fabula, una baraja para organizar tu historia.

Fabula es una herramienta fácil de usar, pero que puede resultar tremendamente útil, sobretodo si eres primerizo en esto de escribir novelas. El sistema es sencillo, Fabula es una baraja de cartas hechas para ser puestas en una pared o corcho, con ellas puedes crear un marco en el que trabajar, una guía visual de tu historia.

Cuenta con varios tipos de cartas diferenciados por colores. Las cartas azules compondrán los ingredientes básicos de la historia, puedes aprovecharlas para crear a tus héroes, villanos, lugares en los que transcurrirá la historia. Incluso tienes una que te sugiere que imprimas imágenes y las pongas a su alrededor para tener una referencia visual de los lugares o los ambientes que quieres crear.

Las cartas naranjas, en mi opinión las más importantes, servirán para crear tu historia. Estas cartas siguen los pasos del viaje del héroe, una formula creada por Joseph Campbel tras el análisis de cientos de mitos e historias. Casi todas las historias pueden contenerse dentro de esta formula. ¿Habéis visto el típico meme en el que se comparan los personajes de Harry Potter, Star Wars y El Señor de los anillos? Esos de “el mentor”, “el amigo del protagonista”…

Eso es porque todas estas historias han utilizado el viaje del héroe como su estructura fundamental, pero no nos extendamos más aquí. Ya habrá tiempo de hacer un post analizando como toca la obra de Campbell. Por el momento solo debes saber que no es necesario que sigas cada paso a rajatabla, si bien algunos de los pasos suelen presentarse siempre en las historias (como el catalizador), otros no siempre están. Lo importante es que con estas cartas tendrás una visión global y clara de los pasos que debería seguir tu historia para conectar con el lector, para ofrecerle una experiencia apasionante, un viaje.

Por último tenemos las cartas negras, estas están basadas en la estructura de tres actos y sirven para organizar cómo quieres contar tu historia, sobretodo centrándose en el orden cronológico en el que quieres presentar los hechos y no en el viaje de nuestro protagonista. Estas no siempre las usarás, pero si quieres jugar con los tiempos narrativos o con la información que le das al lector y cuando se la das, será mejor que las tengas a mano pues podrían venirte muy bien.

Y esto es la baraja Fabula. Cómo ves no ofrece nada que un escritor no pueda hacer por sí mismo en un documento de word o en un corcho viejo con sus propios post-it, pero si eres como yo y la organización visual te ayuda muchísimo a entender los engranajes de tu propia historia o tu memoria no es la misma que era antes, Fabula es una herramienta más que útil.

Sobretodo en un género como la fantasía en el que muchas veces la interconexión de distintos personajes, puntos de vista e historias puede llegar a ser una tarea compleja de ingeniería. ¿Os ha gustado Fabula? Dejádmelo saber en comentarios.