Mi nueva novela ya a la venta

Clamor de Tormenta ya es una realidad, no pierdas la oportunidad de hacerte con una novela llena de épica y magia.

Clamor de Tormenta ya es una realidad, una novela llena de fantasía, aventuras, mucha magia y un pacto de venganza. Os dejo la sinopsis:

«Una vida salvada vale más que una muerte vengada.»

Ander creía que entrar en La Academia era su máxima preocupación. Al menos así era hasta que murió ensartado en una lanza. Después de un brutal ataque a su casa, su única opción de supervivencia es llegar a un acuerdo con una oscura criatura llamada Gardebius.

Unidos por un pacto de venganza, Ander y Gardebius deberán descubrir quién ha reducido a cenizas el hogar del muchacho y ha secuestrado a su madre. Lo único que saben es que el agresor se ha llevado algo de la cámara custodia de su padre y eso solo puede significar que algo muy malo está a punto de pasar.

Podéis haceros con ella a través de Amazon.

4 novelas de fantasía y terror sobre pandemias

La ficción nunca ha estado tan cerca de la realidad. Explora como estos autores han retratado las pandemias en sus historias.

Vivimos tiempos oscuros, aunque la luz empieza a verse al final del túnel, el último año ha sido tan distópico que nadie podría habérselo imaginado jamás… ¿o sí?

¿Hablamos de plagas? Hoy quiero traeros unas cuantas novelas que pivotan entra la fantasía y el terror, la distopía y lo ucrónico, pero que tienen algo en común. Todas hablan de una plaga, ya sea como trasfondo a su historia o como catalizador de ella. Si no has tenido suficiente con el COVID, te hablo aquí de cinco libros que te dejarán ver como algunos autores se imaginaron sus propias plagas, de gente que tiene que vivir en un mundo herido y sobrevivir a lo peor del ser humano.

1. Tiempos de arroz y sal de Kim Stanley Robinson

En esta ucronía se nos presenta una realidad alternativa después de que la peste negra destruya el 90% de la población de Europa. Nuevos gobiernos y fronteras toman el lugar abandonado y destruido. Acompañaremos a un grupo de personajes durante siete siglos de historia a través de este mundo que ha cambiado tanto que cuesta reconocerlo.

Una lectura para aquellos con un alma más poética, para los que les gusta que los personajes lleven el peso de la trama y para los que quieren leer una realidad alternativa de nuestro mundo.

2. Apocalipsis de Stephen King

La más cercana a nuestra realidad, pero vista desde la lente única del maestro del terror King. Un arma biológica en forma de virus se dispersa por el mundo matando a un altísimo porcentaje de la población mundial. Lo supervivientes deben enfrentarse a un mundo cruel que tratará de devorarlos. 

Unos serán atraídos por una mujer llamada Madre Abigail que representa al bien y otros atraídos por Randall Flagg, el mal, dos zonas bien distinguidas intentarán construir los cimientos de una nueva civilización. El conflicto entre ambas partes está más que servido.

Un fundamental de las historia de supervivencia y post-apocalípticas. 

3. Fuego de Joe Hill

Joe Hill, hijo de Stephen King, hizo su propia pandemia. Mezclando terror y una enfermedad mucho más sacada de la fantasía, Fuego es una interesante novela sobre una espora llamada Escamadragón que es altamente contagiosa y que quema vivos a aquellos que la contraen. 

Una enfermera embarazada deberá aprender como controlar la enfermad antes de estallar en llamas, para ello contará con la ayuda de un hombre que parece haber controlado la espora hasta el punto de controlar el fuego en su interior.

4. La extinción de los elfos: primera plaga de Rolly Haacht

De mano de la autora española, Rolly Haacht y de Munyx editorial, llega este junio «La extinción de los elfos», según he hablado con la autora la novela trata sobre una plaga liberada por uno de las protagonistas sin querer. Esa plaga afecta a los semi-elfos (o elfanos) con mayor brutalidad. Algunos quieren que esto siga siendo así hasta que no quede ni rastro de estos elfanos que, por su parte, solo quieren poder vivir en paz.

Complots políticos, racismo y una terrible enfermedad que asola el territorio. La extinción de los elfos tiene pinta de ser la novela perfecta para leer tras la cuarentena.

¡Espero que te hayan gustado estas recomendaciones! Echale mano a alguno de estos libros y disfruta de una historia que ya no está tan lejos de la realidad. Y recuerda, siempre hay un final para todas las historias, incluida la pandemia que nos ha tocado vivir.

Bonus track: Esclavos de Ceniza, novela propia.

Tras el Sol Devastador la magia dejó de existir y, con ella, la vida dejó de reproducirse. Han pasado cinco años y nos encontramos en un mundo que se muere por la peor de las enfermedades, la falta absoluta de nueva vida. Algunos sobreviven sin más aspiración que aguantar otro día hasta que el inevitable final llegue, otros desean restaurar la magia y el antiguo orden.

Esta historia va sobre un grupo de de desconocidos que se verán obligados a colaborar, ya sea por voluntad propia o por verse obligados, para arreglar un mundo que desaparece engullido por sus propias cenizas.

Puedes hacerte con ella aquí:

Se avecina tormenta…

Mi próxima novela está cerca de ser una realidad, aquí te explico todas las claves de lo que podrás encontrar entre sus páginas.

…y es una que lo cambiará todo. En junio saldrá mi próxima novela y es una que viene con mucha fuerza. Con Esclavos de Ceniza me adentré por fin en la fantasía, mi género favorito, después de dar tumbos de aquí para allá y probar distintas cosas. Sin embargo, aunque estoy muy orgulloso de los personajes y la historia de aquella novela, siempre supe que podría haber hecho más. Quería construir un sistema de magia, un mundo propio, comenzar una saga épica. Pues bien, aquí está ese comienzo que llevo tiempo planeando.

Clamor de Tormenta es el inicio de una trilogía de fantasía contemporánea y épica, es decir, se sitúa en nuestro mundo y época, pero la hechicería existe, también las dimensiones de bolsillo, otras realidades y planos, criaturas oscuras, artefactos capaces de destruir el mundo, una Academia de magia, torres en las que se enseña a los jóvenes hechiceros… todo un mundo por descubrir oculto dentro del nuestro. 

Esta novela ha sido probablemente una de las que más me ha costado escribir en toda mi vida, ha pasado por tres versiones distintas y me he bloqueado con ella en más de una ocasión, algunas cosas no funcionaban y otras, simplemente, sobraban. Tras recortes, reestructuraciones y mucho trabajo, conseguí llegar a un consenso con sus personajes y contar la historia que debía contar.

También reconozco que tanta indecisión probablemente viene dada por ser un escritor más de mapa que de brújula, pero eso es otra historia.

¿Qué podrás encontrar dentro de esta novela?

1. Un sistema de magia propio basado en runas arcanas y las conexiones que uno puede hacer entre ellas. La capacidad de conectar runas determina a cada rúnico dentro de una sociedad muy clasista.

Así un hechicero es alguien que puede aprender casi todas las runas, pero solo conectar dos distintas a la vez.

Un Alto Mago es aquel que puede conectar tres o más runas distintas para un solo sortilegio.

Y un uniruna es aquel que solo puede conectarse con una runa, como es el caso del protagonista.

2. Una ambientación llena de lugares mágicos, dimensiones de bolsillo, una Academia atemporal, palaciega y majestuosa, una necrópolis olvidada por el tiempo, el Velo que separa la realidad de la Sombra, cámaras custodias y una torre de hechicería.

3. Una trepidante historia de perdida, venganza, madurez y perdón. Una carrera para detener a un hombre que quiere liberar a una antigua entidad de su prisión.

4. Un elenco de personajes con los que sufrirás, te harán odiarlos o sentirás pena por ellos. Como ya pasó en Esclavos de Ceniza, los personajes no son blancos o negros, son una amalgama de grises que hace que cueste definir a los “buenos” y los “malos”.

Ander es un uniruna que quiere entrar en la Academia, pero debido a sus poderes defectuosos lo tiene difícil y su padre, un aclamado Custodio, no piensa facilitarle el camino, se niega a que otro de sus hijos se convierta en un Cazador.

Gardebius lleva decenios encerrado en el arma que selló su destino. Firmar un pacto es su única posibilidad de escapar de la cámara custodia que lo retiene y poder ver la luz de la luna una vez más.

Inara es una Adivina que ha sido utilizada toda su vida y a la que le han arrancado la poca felicidad que ha podido encontrar, abotargada por el paso del tiempo y una magia que la consume por dentro, solo sueña con vengarse de la criatura que la condenó a esa vida.

Cadeus se ha pasado una eternidad consumido por el dolor de que sus amigos lo abandonasen en una necrópolis olvidada. Su obsesión por dejar de estar roto por dentro lo ha llevado a corromper su magia. Ahora es el momento de escapar y vengarse de aquellos que lo dejaron atrás como un perro.

Cuatro sagas de fantasía inacabadas que podrías empezar a leer ahora… o no

¿Qué pasa con las sagas inacabadas en la fantasía épica? ¿Es algún tipo de fetiche de los autores el dejarnos con la mierda en la boca? Probablemente.

¿Qué pasa con las sagas inacabadas en la fantasía épica? ¿Es algún tipo de fetiche de los autores el dejarnos con la mierda en la boca? Probablemente.

Hoy os quiero hablar de mi top 4 sagas de fantasía que todavía no están terminadas, por si os apetece embarcaros en una lectura actual que sigue viva y poder teorizar con otros lectores o, lo más normal, por si os gusta desesperaros y sufrir durante años sin noticias del siguiente libro.

1. Canción de hielo y fuego

Saga de sobra conocida que dio nacimiento a una de las series más populares de la última década. Canción de hielo y fuego empezó a publicarse en 1996 con la salida de Juego de Tronos y, a día de hoy, sigue sin estar acabada. Con dos libros todavía por publicarse y prácticamente convertida en un meme de las cosas que nunca terminarán, la saga no pasa por su mejor momento para los fans. Han pasado ya diez años desde que el último libro saliese a la luz y George Martin parece estar más por la labor de disfrutar de lo que ha ganado y de la vida que de terminar su obra. 

Solo el futuro dirá si podremos leer el final que George planificó para su historia y no la cutre versión que tuvimos en TV.

2. Crónica del asesino de reyes

Otra de las sagas más conocidas y vendidas del género. El nombre del viento fue un éxito con millones de copias vendidas y, no es para menos, la escritura de Rothfuss es magnífica y la obra que nos entregó es digna de enmarcar, pero… ¿cuánto tiempo ha pasado sin que la trilogía acabe? 

El primer libro se publicó en 2007, el segundo en 2011, vaya, igual que el último de Canción de Hielo y Fuego, ¿coincidencia? 

Así que otra saga en la que llevamos diez años esperando por una resolución que cada vez tenemos menos esperanza de que llegue. La tercera y última parte de la historia de Kvothe llegará algún día, cuándo, es algo que solo Rothfuss sabe.

3. El Archivo de las Tormentas

De forma distinta a nuestros dos casos anteriores, el Archivo, al menos por el momento, tendrá un final. Brandon Sanderson ha demostrado por activa y por pasiva ser un escritor muy prolífico y ha cumplido todos los cupos de entrega hasta el momento. Ya han salido los cuatro primeros libros de esta gran obra que estará compuesta por diez en total. Si quieres adentrarte en el mundo del Cosmere y de las teorías que lo rodean, es el momento ideal. La obra de Sanderson se convertirá, con el tiempo, en un boom de masas con series, merchandasing y demás parafernalia, marcad estas palabras.

Entre estas páginas encontrarás algunas de las mejores escenas épicas jamás narradas, enfrentamientos de alto calibre y personajes entrañables por los que llorarás y sufrirás como un niño.

4. Nacidos de la bruma

También de Sanderson, este es un caso algo distinto. La primera trilogía puede leerse como una entidad en sí misma, está terminada y su historia se completa, pero el mundo continua y los años pasan. 

La segunda saga, inspirada por el oeste americano, tiene tres libros a sus espaldas y falta un cuarto para cerrar la historia. Este se supone que lo veremos por navidades de 2022 y, probablemente, Sanderson cumpla. 

El problema viene después, faltaría otra trilogía que se ambientará en una tercera era distinta del mismo mundo. Esos tres libros no sabemos cuándo se publicarán, ni siquiera en que momento histórico estarán. Así que, por el momento, Nacidos de la bruma continua siendo una saga inacabada que aún tardará muchos años en cerrarse del todo.

Si quieres adentrarte en una historia con un mundo que evoluciona con cada trilogía y poder compartir más teorías del Cosmere, Nacidos de la bruma es tu historia.

Algunas de las peores portadas del género fantástico

Acompáñame en esta triste historia sobre grandes novelas que se vieron eclipsadas por portadas horrendas.

Todos juzgamos un libro por su portada. 

Es así, no es un invento nuevo, no es que seamos superficiales, es que el mercado ha establecido unas bases para las portadas dentro de cada género. Si vemos una portada con un hombre sin rostro, camisa abierta y unos pectorales dignos de Hércules, ¿en qué género pensamos? Nuestra cabeza se va directamente a la romántica o la erótica. 

Cada género literario tiene sus clichés hasta en el tema de las portadas, los colores y la tipografía que se usa. Incluso se copian sin miramiento estilos cuando una saga tiene éxito, solo hay que mirar las portadas de Crepúsculo y las cientos de copias que le salieron al paso cuando estaba de moda.

Todo esto tiene una razón y es la primera frase de este post. Nuestros ojos, acostumbrados al lenguaje que usa el mercado, se centrarán en aquellas portadas que no estén diciendo claramente a qué género pertenecen y que contengan componentes que nos gusten de otras sagas o historias similares. En la fantasía está claro, espadas, dragones, magos, conjuros… el repertorio es más que obvio.

Existen multitud de portadas dentro de todos los estilos literarios, algunas simplemente cumplen una función asociativa, otras son un poco más valientes y se desmarcan para crear tendencia y, otras… simplemente son un desastre terrible.

Y hoy vamos a hablar de estas últimas, de las portadas que fallan por completo. Ojo, que la portada sea mala y salga en esta lista no significa que el libro en sí sea malo, hay muchas buenas obras en esta lista, algunas maravillas del género, pero sus portadas simplemente no estuvieron a la altura:

  1. El Imperio Final de Brandon Sanderson

Por suerte a día de hoy esta saga tiene unas portadas distintas que le hacen la justicia que merece, pero siendo el Imperio Final unas de las mejores novelas de la fantasía contemporánea, ¿alguien me puede explicar que ocurre con estas portadas?

Aquí os dejo la versión inglesa y la versión española de las primeras ediciones y unas cuantas preguntas, ¿quién es el calvo de la edición española? ¿Y el personaje cosplayeando a la muerte al fondo de la inglesa? En fin, preguntas que nunca encontrarán respuesta.

2. El retorno del rey de Tolkien

Todos hemos conocido o tenemos ediciones magnificas de “El señor de los anillos”, pero ¿qué me contáis de esta representación de Aragon con su casquito alado que parece sacado de una película de los Monty Python?

3. La rueda del tiempo de Robert Jordan

Otras de las sagas más grandes de la historia de la fantasía que ha sufrido de tener alguna de las peores portadas del género. En este caso no se trata tanto de que el diseño sea horrible o la ilustración mala por sí misma, tiene más que ver con la poca o ninguna comunicación que debía haber entre escritor e ilustrador y las representaciones de los personajes. Desde adolescentes que parecen Nicholas Cage a desproporciones épicas en el tronco superior de personajes descritos como atléticos, no fuertes.

4. La voz de las espadas de Abercrombie

Lo siento, pero no puedo con estas portadas, ¿a quién se le ocurrió que sería buena idea poner papeles semi-desordenados como portada de un libro? ¿A quién? Son un dolor de ver, la tipografía es terrible como poco y hace ver el producto como una novela barata de un autor desconocido más que como la genial obra grimdark de un autor de sobre conocido.

5. Lord Toede de Jeff Grubb 

¿Tengo que decir algo de esta portada? ¿Es la peor de toda la Dragonlance? Sin duda.

6. El legado de R. A. Salvatore

Ahora estamos acostumbrados a las poderosas ilustraciones que acompañan a toda las novelas del elfo oscuro, pero hubo un tiempo en que las historias de Drizzt se contaban en libros ilustrados con esto…

¿Horrible verdad? El retoque de photoshop hecho por el primo adolescente de Salvatore no salió demasiado bien.

5 famosos compañeros animales de la literatura fantástica

A veces los protagonistas se ven eclipsados por esos compañeros animales que nos roban el corazón. Hoy vengo a hablarte de cinco de los más famosos animales de la literatura fantástica.

Los animales de compañía son una parte fundamental de nuestra vida: gatos, perros, hurones, tortugas… ¿quién no ha tenido un periquito o un hámster cuando era niño? Mis periquitos, por cierto, siempre desaparecían una noche misteriosa en la que la ventana se quedaba abierta y la puerta de su jaula se levantaba mágicamente. Un drama. Tarde varios años en darme cuenta de que lo que realmente sucedía era que mi madre los encontraba muertos por la mañana, así que fingía una fuga digna de Houdini y los ocultaba para evitarme el trauma. Benditas madres.

Pero a lo que vamos, la fantasía imita la vida aunque esta tenga lugar en mundos ficticios y, como buena imitación, no podrían faltar esas mascotas que hacen la vida del protagonista un poco menos dura, esas mascotas que son fuente eterna de amor y compañía o que son capaces de entrar en batalla junto a sus amigos y darlo todo. Hoy quiero hablaros de 5 (y un bonus) de las mejores mascotas o compañeros animales que ha dado la literatura fantástica.

1. Guenhwyvar 

Si en tu adolescencia leíste los libros de R. A. Salvatore y su famoso personaje, Drizzt Do’Urden, sabrás de quien te estoy hablando. Guen es la pantera que acompaña a Drizzt desde sus primeras aventuras, una fiera leal que ha formado un vínculo único con el elfo oscuro. Pero no es una pantera normal y corriente, pertenece al Plano Astral y es traída al material a través de una estatuilla de ónice que Drizzt lleva consigo siempre. 

Puede sufrir graves heridas que lo único que le sucederá es que volverá al Plano Astral y allí tardará un tiempo en recuperarse por completo antes de estar de nuevo lista para la acción.

2. Sardinilla

Tanto si has leído las novelas del brujo, como si has jugado a los videojuegos, sabrás que Sardinilla no es solo una, sino muchas. Es el nombre recurrente que Geralt le pone a todas sus yeguas a las que está muy unido. A través de este nombre recurrente, el lector acaba asociando a Sardinilla con un único ente, la compañera eterna del brujo que siempre está con él en las largas travesías a través de los caminos.

Además, ¿cuántos caballos habéis visto que sean capaces de subirse a los tejados?

En el videojuego había un bug que hacía que Sardinilla apareciese encima de algunos tejados. El arte corresponde a la carta del Gwent.

3. Fantasma

Los Stark y sus lobos no podían faltar en esta lista, pero como solo puedo elegir uno y soy un básico de cuidado voy a quedarme con Fantasma y su relación con Jon Nieve. El lobo albino es el más único de toda la camada y, junto a Nymeria, el que sigue vivo a estas alturas de la trama (en los libros, por supuesto). Fantasma es el más salvaje de los lobos, aunque también de los más leales, protege y cuida de Jon como si fuesen uno y, en fin, no son pocas las teorías que hablan sobre que Jon sobrevivirá “wargeando” el cuerpo del huargo.

Si esto es verdad o no… solo el tiempo lo dirá.

4. Hedwig

¿Quién no recuerda con cierta tristeza a Hedwig? Nunca una lechuza blanca se había vuelto tan famosa. Leal hasta el final, Hedwig se ganó un hueco en el corazón de Harry y en los corazones de todos los que crecimos con la saga. Hay otras mascotas en Hogwarts, pero ninguna como ella. No podía faltar un puesto de honor para esta lechuza.

5. Saphira 

Vale, es cierto que Saphira no es una mascota, es un protagonista más con entidad propia. ¡Es un maldito dragón! Pero creo que la dragona azul forma parte de esos compañeros “animales” que tiene un vínculo más que especial con su humano, en este caso, su jinete. Saphira es la dragona de Eragon, una llena de personalidad que conquista el corazón de los lectores.

Todos hemos querido ser jinetes de dragón en algún momento de nuestras vidas, ¿no?

Bonus: Idris, el cuervo azul.

No podía cerrar esta lista sin nombrar a Idris, el cuervo de mi novela “Esclavos de Ceniza”. Es el compañero de la protagonista durante toda su aventura, es leal, cariñoso y un poco quejica a veces, sobretodo cuando se moja. No es capaz de hablar, pero con sus gestos denota cada una de sus intenciones y pensamientos.

Su unión con Ceara va más allá de la de animal-humano, pues Idris es algo más, una parte de la propia protagonista, pero decir más sería spoilear mi propia novela y prefiero que lo descubráis por vuestros mismos.

Por cierto, Idris además de ganarse el corazón de varios lectores, también aparece en la portada:

Si te apetece leer algo de fantasía distinta, con un mundo destrozado por un evento apocalíptico, criaturas que drenan toda forma de vida, una asesina de protagonista y un cuervo que la acompaña, recuerda que puedes hacerte con ella en Amazon:

8 mujeres que demostraron que la fantasía no es solo de hombres

La fantasía ha sido un género predominantemente masculino durante décadas, por suerte grandes mujeres se hicieron un hueco para ofrecer una mirada distinta a las espadas y los dragones.

Que los autores masculinos han predominado en el género fantástico no es una sorpresa para nadie, desde Tolkien hasta Sanderson, casi todos los nombres ensalzados de este nicho han pertenecido al género masculino.

Además, los inicios de la fantasía no han estado exentos de machismo, desde las fantasías de poder en las que se convirtieron las novelas de espada y brujería, con portadas de mujeres en bikini siendo capturadas y enormes barbaros dispuestos a salvarlas, a los aburridos roles que se les ha dado a los secundarios femeninos como romance u objeto de deseo del héroe protagonista sin mayor ambición.

El Hobbit, por ejemplo, no tiene un solo personaje femenino. Por supuesto, esto no exime a la novela de ser de obligada lectura para cualquier amante del género, pero sí nos deja ver el reflejo de otra época. Una época en la que las mujeres tenían un acceso complicado a la literatura y que, si lo hacían, era bajo seudónimos o de forma anónima. Como diría Virginia Woolf:

En la mayor parte de la historia, Anónimo era una mujer

Virginia Woolf

Incluso treinta años después de la publicación de “El Hobbit”, a una autora tan galardonada como Ursula K. Le Guin le harían firmar su novela “Nueve vidas” como U. K. Le Guin para tapar el hecho de que fuese mujer. Lo mismo le pasaría a Joanne Rowling casi 30 años después teniendo que firmar como J. K. Rowling y, en este punto ya estamos hablando de 1997, no de los inicios del género en los años 30. 

Por suerte, a día de hoy son cientos las autoras de fantasía que firman con su nombre propio, que publican y que son éxito de ventas. El género ha sufrido una revolución tanto rompiendo sus moldes de piedra establecidos por “El señor de los anillos”, como poniendo al mando de sus historias a personajes femeninos. Nuevas voces y perspectivas se añaden cada día, aunque aún queda mucho camino por recorrer. Por suerte la fantasía está de moda y los tiempos de guerreras en bikini de malla han quedado atrás.

Hoy, 8 de marzo de 2021 os quiero hablar de ocho mujeres que han demostrado que la fantasía no es solo de hombres. Ocho autoras que han dominado el género y lo han hecho crecer en nuevas direcciones aportando sus perspectivas únicas. Allá vamos:

8. Diana Wynne Jones

Autora desconocida por muchos porque su obra ha sufrido de verse eclipsada por la adaptación cinematográfica de su novela por parte de Studio Gibhli y el genial Miyazaki, pero hay que recordar que “El Castillo Ambulante” fue su novela, su historia, publicada en los 80 y que recientemente la editorial Nocturna nos la trajo a España con unas cubiertas preciosas. 

Si no conocéis la obra de Diana, o solo habéis visto la película y os gustó, es momento de leerla y reconocer el trabajo de esta magnífica autora.

7. Joanne Rowling

De sobra conocida, Rowling creó una de las franquicias multimillonarias más famosas de la historia de la fantasía. No hay mucho que decir sobre Joanne, pero después de que su obra sufriese muchos rechazos por parte de editoriales, Harry Potter acabó convirtiéndose en una revolución de la fantasía y trajo consigo un séquito de distintas interpretaciones sobre las escuela de magia que continuan a día de hoy.

6. Katherine Addison

Autora de “El Emperador Goblin” traído a España por Alethé y ganadora del premio Locus. Esta novela ofrece una nueva visión de la fantasía, es un libro autoconclusivo con un narrador inocentón que tendrá que asumir su papel como heredero al trono después de vivir toda su vida en el exilio. 

Original, más liviana que la fantasía oscura y de esas historias en la que pesan más los personajes que las peleas a espada. Katherine Addison añade una visión personal al género en un momento en el que parece que no se pueda hacer fantasía sin mundos enormes llenos de intrincados detalles y complejos sistemas de magia. 

Añadir que la portada de Alethé es obra de Libertad Delgado, una excelente artista y escritora Española.

5. Trudi Canavan

Trudi es una autora australiana que lleve años en activo dentro del género. Lo más probable es que si te gusta la fantasía hayas oído su nombre o hayas visto sus libros en las estanterías de cualquier librería.

A veces pasa desapercibida y desde aquí quiero poner el foco sobre su obra. Con varias trilogías a sus espaldas, es una escritora más que prolífica y que lleva años aportando su visión de la fantasía y creando fuertes personajes femeninos. “Crónicas del mago negro” es quizás su saga más conocida y, si no la has leído, deberías echarle un ojo.

4. Nora Keita Jemisin

Responsable de una de las mejores trilogías de la fantasía de los últimos tiempos, Nora Jemisin es la primera persona en ganar el premio Hugo a la mejor novela tres veces.

Esta autora conocida sobretodo por la “Trilogía de la Tierra Fragmentada” creó una de las primeras novelas de una saga más interesantes que he leído jamás. Con parte de la obra narrada en segunda persona, te mete en el papel de la protagonista y te hace sentir el odio que destila la sociedad por ella, basado en el racismo al que la propia autora se ha tenido que enfrentar en su vida.

Una obra que quita la respiración, innovadora y que rompe muchos moldes del género. La fantasía le debe un mundo increíble a una autora con una imaginación desbordante y una visión muy distinta a la que estamos acostumbrados.

3. Laura Gallego 

Creo que no existe español que lea fantasía y no conozca este nombre. Laura lleva años siendo una de las voces de la fantasía juvenil de nuestro país más reconocidas, su obra Memorias de Idhún se convirtió en un éxito de ventas y, recientemente, sufrió una nefasta adaptación animada en Netflix.

Si bien Idhún es su obra más conocida, a mí me gustaría destacar Crónicas de la Torre, una lectura que me atrapó cuando era pequeño, con personajes interesantes y alguna que otro giro entre sus páginas que te dejaba boquiabierto.

Guardianes de la Ciudadela, una de su más recientes obras, también plantea un mundo muy bien construido e interesante que se alza con frescura en el, a veces, manido subgénero que es el juvenil.

Y llegó el momento de sacar lo tanques, de hablar de dos pesos pesados del género, de dos mujeres que llevan años escribiendo fantasía, dos mujeres que decidieron que crear mundos, magia e historias de espadas y dragones era lo suyo, era lo que querían hacer y lo hicieron con toda su pasión. 

2. Robin Hobb

Lleva escribiendo desde los 80 aunque con otro seudónimo, pasó a ser conocido como Robin Hobb en los 90, cuando usó este segundo nombre para publicar obras de fantasía medieval más clásica. No tardaría en convertirse en un referente. La trilogía del Vatídico, una de sus obras más conocidas, es una intrincada delicia que todo amante del género debería leer. 

Por desgracia, gran parte de su obra reciente no ha conocido todavía una traducción al español y la que sí es, a veces, difícil de encontrar. Pero no todo es malo, si dispones de un ebook podrás leerte sus obras traducidas con facilidad. 

Robin ha creado mundos complejos, personajes creíbles y conflictos muy humanos que te atraparán si le das una oportunidad. Poco conocida en España, creo que su obra debería estar en el punto de mira de todo aquel que le gusten las historias bien escritas, maduras y llenas de personajes carismáticos.

1. Ursula Kroeber Le Guin

Ursula nos dejó en 2018 por desgracia, pero solo tras una vida entera dedicada a la literatura. A mi modo de ver, es una de los grandes autores del género, una maestra que empezó escribiendo fantasía con personajes masculinos por las complicaciones de la época y que luego encontraría su voz al cambiar la perspectiva a una protagonista femenina. 

Muy galardonada y con muchas historias a sus espaldas, Le Guin es indispensable, tanto como lo son Robert Jordan y C. S. Lewis.

Su gran mundo, su obra más conocida, Terramar, es una bella historia que, por fortuna, se encuentra recopilada e ilustrada en una edición de lujo de mano de Minotauro. Si queréis empezar con ella y saber más de una de las autoras que más años llevan en la fantasía este sería el lugar para empezar: 

Tres sagas basadas en juegos de rol

Jugando a rol se han creado cientos de historias que jamás llegarán al gran público, pero ¿qué pasa cuando los jugadores se ponen el manto de escritor?

El rol es un elemento inspirador para muchas historias. El sentarte en una mesa con cinco amigos y crear una historia en conjunto es, en sí, un acto de storytelling, un teatrito improvisado en el que las acciones las toman los jugadores y el resultado de estas son decididas por el azar de los dados y una reglas determinadas por un sistema.

Esa mezcla de juego de mesa y teatro de la imaginación ha dado fruto a millones de historias en el mundo entero, historias que solo unos pocos vivirán y que se quedarán en su memoria como algo compartido y eterno. El rol crea historias efímeras que solo los jugadores pueden experimentar, es como un teatro en el que nunca se repitiese el guión, o ves una función o no la ves. Es cierto que, con la popularización que han sufrido los juegos de rol en los últimos años, son muchas las mesas que se han aventurado a grabarse y compartirlo por Youtube, pero eso será tema para otro post.

Hoy quiero hablaros de novelas, de esas sagas que de una forma o de otra, han tomado inspiración en las partidas de rol que sus escritores jugaban. ¡Vamos a ellos!:

  1. Malaz: el libro de los caídos

Malaz es una saga que despierta opiniones muy dispares, hay gente que la adora por su profundidad y complejidad, hay gente que la detesta justo por lo mismo. Lo cierto, es que la obra de Steven Erikson no deja indiferente y es una de las sagas más densas y entramadas de la fantasía actual. Sus diez libros principales (hablando únicamente de la obra de Erikson y no de la saga Malaz: el imperio de Esslemont), terminaron de publicarse en inglés en 2011 y el sello Nova se ha encargado de reeditar en España toda la saga que previamente le pertenecía a la Factoría de Ideas.

No es desconocido para el público que, Erikson y Esslemont, los dos autores que se encargan de las distintas sagas que componen este mundo, crearon el mundo de Malaz como una ambientación propia para sus partidas de rol en el sistema Advanced Dungeons & Dragons que, posteriormente se pasaría al sistema GURPS y, con él, la mayor parte de Malaz habría nacido.

No se sabe con exactitud cuanto ha trascendido de las partidas y la mesa a las novelas que han acabado en nuestras manos, pero estoy seguro de que es más de lo podemos pensar. Anomander Rake, por ejemplo, uno de los personajes más misteriosos y carismáticos de la saga, fue uno de los PJ’s del propio Erikson. Aunque si sus acciones durante las partidas tienen algo que ver con sus acciones en las novelas es algo que solo los autores conocen.

2. La Dragonlance

A estas alturas no es una sorpresa para nadie y, aunque en recientes entrevistas el matrimonio formado por Margaret Weiss y Tracy Hickman ha intentando navegar en una dirección opuesta y ha intentado no relacionar tanto sus novelas con los juegos de rol (probablemente debido a los años de litigios con Wizard of the Coast), la hemeroteca está ahí para ser maldecida. En el prefacio de Forja de un Túnica Negra, Margaret recuerda con cariño como uno de los jugadores se sentó a la mesa y empezó a interpretar con intensidad a Raistlin Majere, creando así, sobre una mesa llena de dados y fichas de personajes, uno de los protagonistas más míticos de la fantasía.

Es obvio que sus novelas no son transcripciones perfectas de partidas de rol, pero los personajes están directamente sacados o inspirados de su mesa y, la primera trilogía, Crónicas de la Dragonlance, bebe mucho de las partidas que aquel grupo jugó. La evolución posterior de Krynn puede no estar tan relacionado con el tirar dados y las reuniones de amigos, pero es innegable que todo comenzó en una taberna con unos cuantos pjs nivel 1 y una aventura todavía por contarse.

3. Record of the Lodoss War

Y llegamos a la gema oculta, la obra no tan conocida como las dos anteriores. Record of the Lodoss War es un caso curioso, empezó siendo una transcripción actual de las partidas de rol que el grupo jugaba. En Japón se vendían como replays, básicamente una forma de vivir una partida de rol de otros sin las facilidades modernas como Youtube o Twich. Con la popularidad creciente de estos replays, Ryo Mizuno, el autor y game master de la partida, decidió convertirlo en una serie de novelas.

Aunque se hay convertido en una obra de nicho, cualquiera que haya jugado a D&D o disfrute de la fantasía de espada y brujería, podrá encontrar en estos mangas, o en el anime mismo, unas cuantas horas de entretenimiento.

Y hasta aquí el post de hoy, espero que lo hayáis disfrutado y recordad, una pifia puede ser el principio de una gran historia.