Mi nueva novela ya a la venta

Clamor de Tormenta ya es una realidad, no pierdas la oportunidad de hacerte con una novela llena de épica y magia.

Clamor de Tormenta ya es una realidad, una novela llena de fantasía, aventuras, mucha magia y un pacto de venganza. Os dejo la sinopsis:

«Una vida salvada vale más que una muerte vengada.»

Ander creía que entrar en La Academia era su máxima preocupación. Al menos así era hasta que murió ensartado en una lanza. Después de un brutal ataque a su casa, su única opción de supervivencia es llegar a un acuerdo con una oscura criatura llamada Gardebius.

Unidos por un pacto de venganza, Ander y Gardebius deberán descubrir quién ha reducido a cenizas el hogar del muchacho y ha secuestrado a su madre. Lo único que saben es que el agresor se ha llevado algo de la cámara custodia de su padre y eso solo puede significar que algo muy malo está a punto de pasar.

Podéis haceros con ella a través de Amazon.

4 novelas de fantasía y terror sobre pandemias

La ficción nunca ha estado tan cerca de la realidad. Explora como estos autores han retratado las pandemias en sus historias.

Vivimos tiempos oscuros, aunque la luz empieza a verse al final del túnel, el último año ha sido tan distópico que nadie podría habérselo imaginado jamás… ¿o sí?

¿Hablamos de plagas? Hoy quiero traeros unas cuantas novelas que pivotan entra la fantasía y el terror, la distopía y lo ucrónico, pero que tienen algo en común. Todas hablan de una plaga, ya sea como trasfondo a su historia o como catalizador de ella. Si no has tenido suficiente con el COVID, te hablo aquí de cinco libros que te dejarán ver como algunos autores se imaginaron sus propias plagas, de gente que tiene que vivir en un mundo herido y sobrevivir a lo peor del ser humano.

1. Tiempos de arroz y sal de Kim Stanley Robinson

En esta ucronía se nos presenta una realidad alternativa después de que la peste negra destruya el 90% de la población de Europa. Nuevos gobiernos y fronteras toman el lugar abandonado y destruido. Acompañaremos a un grupo de personajes durante siete siglos de historia a través de este mundo que ha cambiado tanto que cuesta reconocerlo.

Una lectura para aquellos con un alma más poética, para los que les gusta que los personajes lleven el peso de la trama y para los que quieren leer una realidad alternativa de nuestro mundo.

2. Apocalipsis de Stephen King

La más cercana a nuestra realidad, pero vista desde la lente única del maestro del terror King. Un arma biológica en forma de virus se dispersa por el mundo matando a un altísimo porcentaje de la población mundial. Lo supervivientes deben enfrentarse a un mundo cruel que tratará de devorarlos. 

Unos serán atraídos por una mujer llamada Madre Abigail que representa al bien y otros atraídos por Randall Flagg, el mal, dos zonas bien distinguidas intentarán construir los cimientos de una nueva civilización. El conflicto entre ambas partes está más que servido.

Un fundamental de las historia de supervivencia y post-apocalípticas. 

3. Fuego de Joe Hill

Joe Hill, hijo de Stephen King, hizo su propia pandemia. Mezclando terror y una enfermedad mucho más sacada de la fantasía, Fuego es una interesante novela sobre una espora llamada Escamadragón que es altamente contagiosa y que quema vivos a aquellos que la contraen. 

Una enfermera embarazada deberá aprender como controlar la enfermad antes de estallar en llamas, para ello contará con la ayuda de un hombre que parece haber controlado la espora hasta el punto de controlar el fuego en su interior.

4. La extinción de los elfos: primera plaga de Rolly Haacht

De mano de la autora española, Rolly Haacht y de Munyx editorial, llega este junio «La extinción de los elfos», según he hablado con la autora la novela trata sobre una plaga liberada por uno de las protagonistas sin querer. Esa plaga afecta a los semi-elfos (o elfanos) con mayor brutalidad. Algunos quieren que esto siga siendo así hasta que no quede ni rastro de estos elfanos que, por su parte, solo quieren poder vivir en paz.

Complots políticos, racismo y una terrible enfermedad que asola el territorio. La extinción de los elfos tiene pinta de ser la novela perfecta para leer tras la cuarentena.

¡Espero que te hayan gustado estas recomendaciones! Echale mano a alguno de estos libros y disfruta de una historia que ya no está tan lejos de la realidad. Y recuerda, siempre hay un final para todas las historias, incluida la pandemia que nos ha tocado vivir.

Bonus track: Esclavos de Ceniza, novela propia.

Tras el Sol Devastador la magia dejó de existir y, con ella, la vida dejó de reproducirse. Han pasado cinco años y nos encontramos en un mundo que se muere por la peor de las enfermedades, la falta absoluta de nueva vida. Algunos sobreviven sin más aspiración que aguantar otro día hasta que el inevitable final llegue, otros desean restaurar la magia y el antiguo orden.

Esta historia va sobre un grupo de de desconocidos que se verán obligados a colaborar, ya sea por voluntad propia o por verse obligados, para arreglar un mundo que desaparece engullido por sus propias cenizas.

Puedes hacerte con ella aquí:

Se avecina tormenta…

Mi próxima novela está cerca de ser una realidad, aquí te explico todas las claves de lo que podrás encontrar entre sus páginas.

…y es una que lo cambiará todo. En junio saldrá mi próxima novela y es una que viene con mucha fuerza. Con Esclavos de Ceniza me adentré por fin en la fantasía, mi género favorito, después de dar tumbos de aquí para allá y probar distintas cosas. Sin embargo, aunque estoy muy orgulloso de los personajes y la historia de aquella novela, siempre supe que podría haber hecho más. Quería construir un sistema de magia, un mundo propio, comenzar una saga épica. Pues bien, aquí está ese comienzo que llevo tiempo planeando.

Clamor de Tormenta es el inicio de una trilogía de fantasía contemporánea y épica, es decir, se sitúa en nuestro mundo y época, pero la hechicería existe, también las dimensiones de bolsillo, otras realidades y planos, criaturas oscuras, artefactos capaces de destruir el mundo, una Academia de magia, torres en las que se enseña a los jóvenes hechiceros… todo un mundo por descubrir oculto dentro del nuestro. 

Esta novela ha sido probablemente una de las que más me ha costado escribir en toda mi vida, ha pasado por tres versiones distintas y me he bloqueado con ella en más de una ocasión, algunas cosas no funcionaban y otras, simplemente, sobraban. Tras recortes, reestructuraciones y mucho trabajo, conseguí llegar a un consenso con sus personajes y contar la historia que debía contar.

También reconozco que tanta indecisión probablemente viene dada por ser un escritor más de mapa que de brújula, pero eso es otra historia.

¿Qué podrás encontrar dentro de esta novela?

1. Un sistema de magia propio basado en runas arcanas y las conexiones que uno puede hacer entre ellas. La capacidad de conectar runas determina a cada rúnico dentro de una sociedad muy clasista.

Así un hechicero es alguien que puede aprender casi todas las runas, pero solo conectar dos distintas a la vez.

Un Alto Mago es aquel que puede conectar tres o más runas distintas para un solo sortilegio.

Y un uniruna es aquel que solo puede conectarse con una runa, como es el caso del protagonista.

2. Una ambientación llena de lugares mágicos, dimensiones de bolsillo, una Academia atemporal, palaciega y majestuosa, una necrópolis olvidada por el tiempo, el Velo que separa la realidad de la Sombra, cámaras custodias y una torre de hechicería.

3. Una trepidante historia de perdida, venganza, madurez y perdón. Una carrera para detener a un hombre que quiere liberar a una antigua entidad de su prisión.

4. Un elenco de personajes con los que sufrirás, te harán odiarlos o sentirás pena por ellos. Como ya pasó en Esclavos de Ceniza, los personajes no son blancos o negros, son una amalgama de grises que hace que cueste definir a los “buenos” y los “malos”.

Ander es un uniruna que quiere entrar en la Academia, pero debido a sus poderes defectuosos lo tiene difícil y su padre, un aclamado Custodio, no piensa facilitarle el camino, se niega a que otro de sus hijos se convierta en un Cazador.

Gardebius lleva decenios encerrado en el arma que selló su destino. Firmar un pacto es su única posibilidad de escapar de la cámara custodia que lo retiene y poder ver la luz de la luna una vez más.

Inara es una Adivina que ha sido utilizada toda su vida y a la que le han arrancado la poca felicidad que ha podido encontrar, abotargada por el paso del tiempo y una magia que la consume por dentro, solo sueña con vengarse de la criatura que la condenó a esa vida.

Cadeus se ha pasado una eternidad consumido por el dolor de que sus amigos lo abandonasen en una necrópolis olvidada. Su obsesión por dejar de estar roto por dentro lo ha llevado a corromper su magia. Ahora es el momento de escapar y vengarse de aquellos que lo dejaron atrás como un perro.

Cuatro sagas de fantasía inacabadas que podrías empezar a leer ahora… o no

¿Qué pasa con las sagas inacabadas en la fantasía épica? ¿Es algún tipo de fetiche de los autores el dejarnos con la mierda en la boca? Probablemente.

¿Qué pasa con las sagas inacabadas en la fantasía épica? ¿Es algún tipo de fetiche de los autores el dejarnos con la mierda en la boca? Probablemente.

Hoy os quiero hablar de mi top 4 sagas de fantasía que todavía no están terminadas, por si os apetece embarcaros en una lectura actual que sigue viva y poder teorizar con otros lectores o, lo más normal, por si os gusta desesperaros y sufrir durante años sin noticias del siguiente libro.

1. Canción de hielo y fuego

Saga de sobra conocida que dio nacimiento a una de las series más populares de la última década. Canción de hielo y fuego empezó a publicarse en 1996 con la salida de Juego de Tronos y, a día de hoy, sigue sin estar acabada. Con dos libros todavía por publicarse y prácticamente convertida en un meme de las cosas que nunca terminarán, la saga no pasa por su mejor momento para los fans. Han pasado ya diez años desde que el último libro saliese a la luz y George Martin parece estar más por la labor de disfrutar de lo que ha ganado y de la vida que de terminar su obra. 

Solo el futuro dirá si podremos leer el final que George planificó para su historia y no la cutre versión que tuvimos en TV.

2. Crónica del asesino de reyes

Otra de las sagas más conocidas y vendidas del género. El nombre del viento fue un éxito con millones de copias vendidas y, no es para menos, la escritura de Rothfuss es magnífica y la obra que nos entregó es digna de enmarcar, pero… ¿cuánto tiempo ha pasado sin que la trilogía acabe? 

El primer libro se publicó en 2007, el segundo en 2011, vaya, igual que el último de Canción de Hielo y Fuego, ¿coincidencia? 

Así que otra saga en la que llevamos diez años esperando por una resolución que cada vez tenemos menos esperanza de que llegue. La tercera y última parte de la historia de Kvothe llegará algún día, cuándo, es algo que solo Rothfuss sabe.

3. El Archivo de las Tormentas

De forma distinta a nuestros dos casos anteriores, el Archivo, al menos por el momento, tendrá un final. Brandon Sanderson ha demostrado por activa y por pasiva ser un escritor muy prolífico y ha cumplido todos los cupos de entrega hasta el momento. Ya han salido los cuatro primeros libros de esta gran obra que estará compuesta por diez en total. Si quieres adentrarte en el mundo del Cosmere y de las teorías que lo rodean, es el momento ideal. La obra de Sanderson se convertirá, con el tiempo, en un boom de masas con series, merchandasing y demás parafernalia, marcad estas palabras.

Entre estas páginas encontrarás algunas de las mejores escenas épicas jamás narradas, enfrentamientos de alto calibre y personajes entrañables por los que llorarás y sufrirás como un niño.

4. Nacidos de la bruma

También de Sanderson, este es un caso algo distinto. La primera trilogía puede leerse como una entidad en sí misma, está terminada y su historia se completa, pero el mundo continua y los años pasan. 

La segunda saga, inspirada por el oeste americano, tiene tres libros a sus espaldas y falta un cuarto para cerrar la historia. Este se supone que lo veremos por navidades de 2022 y, probablemente, Sanderson cumpla. 

El problema viene después, faltaría otra trilogía que se ambientará en una tercera era distinta del mismo mundo. Esos tres libros no sabemos cuándo se publicarán, ni siquiera en que momento histórico estarán. Así que, por el momento, Nacidos de la bruma continua siendo una saga inacabada que aún tardará muchos años en cerrarse del todo.

Si quieres adentrarte en una historia con un mundo que evoluciona con cada trilogía y poder compartir más teorías del Cosmere, Nacidos de la bruma es tu historia.

Shadow & Bone: O como inventarte la historia y, aún así, hacer una buena adaptación.

Hace bien una adaptación sin seguir la historia original.

Netflix tiene un historial nefasto a la hora de adaptar literatura, sobretodo fantástica, aunque muchos adoran The Witcher por el plot…

…lo cierto es que como adaptación deja bastante que desear. Desde efectos especiales a vestuario y, sobretodo, pasando por el galimatías infumable que nos presentan como historia, The Witcher podría haberse hecho muchísimo mejor. Y esto lo dice alguien que se ha leído los libros y que podía navegar entre los saltos temporales sin problema, pero como medio propio, la serie debería ser capaz de contarse a sí misma sin necesitar del conocimiento previo de libros y videojuegos o de un esfuerzo supino del espectador por situarse en cada momento.

No hablaré de Memorias de Idhún, una serie que podría haber sido la puerta para muchas otras adaptaciones de autores españoles, pero que se quedó como un meme y un mal recuerdo que preferimos borrar de nuestras cabezas. El doblaje es muy importante, señores. Y no, el medio no es lo que destruyó Memorias, pues Netflix tiene entre su catálogo una serie fantástica de animación que es de lo mejorcito del género que puede verse en la plataforma, “El príncipe dragón”.

Vistos los antecedentes, abordé Sombre y Hueso con escepticismo, no me quería hacer muchas expectativas porque adaptar el mundo de Bardugo a la pantalla no era un reto fácil.

Por una vez, Netflix, me has sorprendido gratamente. Vaya por delante que no me he leído la trilogía original de los Grisha, la que da nombre a la serie, solo me he leído la bilogía de los Cuervos, pero conozco a grandes rasgos la historia de Alina a base de investigar más sobre el mundo de Bardugo.

Pero, ¿cómo puede ser una buena adaptación cuando se inventa grandes partes de la historia? Bueno, ahí está justamente la gracia, la habilidad para coger las partes fundamentales de una historia y alterarlas el mínimo posible, pero a la vez cambiarlas para crear un perfecto puzzle que encaje partiendo de dos historias distintas que nunca se cruzaron.

Partamos por la adaptación del mundo, creo que Netflix lo ha dado el todo por el todo aquí, el vestuario, los escenarios, desde el Pequeño Palacio a Ketterdam, todo está recreado con mimo, con encanto y con mucha habilidad. Las novelas de Leigh Bardugo se ambientan en un mundo ficticio altamente inspirado por la Rusia de los Zares y ciudades europeas como Amsterdam. 

Los encargados de estos departamentos han hecho un trabajo magnífico a la hora de transportarnos a Ravka:

Después está la caracterización de los personajes y aquí tengo que decir que se han salido. En general, todos los actores cogidos para recrear su personaje cumplen, y han hecho un gran trabajo en traer a la vida los mejores rasgos de cada uno. Así, entre los cuervos, tenemos a un Kaz metódico e inteligente y a un Jesper fanfarrón y que siempre se está metiendo en líos. Los personajes poseen el mismo carisma que Leigh les imprimió en los libros y eso es lo que los fans queríamos ver.

Pero, por supuesto, todo lo comentado anteriormente no serviría de nada si la historia fuese un aburrimiento y, aquí justamente, es donde radica la magia de entender el material original y, a la vez, saber adaptarlo. La historia de Alina Starkov y la historia de los Cuervos son dos sagas completamente separadas que solo comparten el mundo, nunca se cruzaron, podrían haberlas contado en dos series distintas, pero alguien tomó, no sin acierto, la decisión de mezclar ambas historias.

Y a partir de aquí entraré en spoilers menores.

La historia de Alina, como digo, no la conozco del todo, pero hasta donde sé es bastante fiel a los libros. El general Kirigan es el villano, Alina es una especie de elegida, aprende a ser una Grisha y todo el mundo espera de ella que destruya la Sombra. 

La de los cuervos es una historia de “atraco”, básicamente una novela al estilo Oceans Eleven. Manteniendo esto, los cuervos en vez de infiltrarse en la Corte de Hielo, deberán infiltrarse en el Pequeño Palacio para secuestras a, ni más ni menos, que a Alina.

Y así, las historias de estos personajes se cruzan formando un puzzle muy bien atado que inventa y crea de cero, pero respeta el material fuente. Es genial porque podemos ver cruces de personajes que nunca se dieron, como el momento en el que Kirigan y Kaz se encuentran cara a cara.

También, la forma en la que es narrada la serie aporta mucho más profundidad a ciertos personajes. La trilogía original está contada desde el punto de vista de Alina y no vemos nada de lo que hace Mal durante el tiempo que ella está con los Grisha. En la serie, Mal ha cobrado un protagonismo que le siente genial, verlo sufriendo en la nieve tras la frontera fjerdana mientras busca al ciervo es uno de los momentos que más me ha gustado.

En general, Shadow & Bone ha conseguido redimir a la plataforma de sus previas adaptaciones y espero que abra la puerta a más trabajos que respeten de esta manera el libro y a la vez se atrevan a innovar para mejorar la historia contada. 

Bravo Netflix, bravo por Leigh Bardugo.

Las seis peores adaptaciones al cine de novelas de fantasía

El libro siempre será mejor que la película.

El libro siempre es mejor que la película. 

Nadie duda de la veracidad de esta frase y, con razones fundadas, las adaptaciones al cine de muchos libros han sido un completo desastre. La simple profundidad de las páginas no parece llevarse siempre bien con el espectáculo de la gran pantalla. Esto se acentúa todavía más dentro del género fantástico, género que normalmente necesita muchas páginas para introducir al lector a un mundo nuevo y que la película no puede ofrecer si no es con tediosos minutos de personajes hablándole al espectador.

Además, la magia, los dragones, las criaturas y las grandes batallas requieren de mucho presupuesto en el cine, por lo que se omiten, se hacen bien cutronas o la cinta tiene un presupuesto altísimo y entonces tenemos obras maestras como El Señor de los Anillos de Peter Jackson.

Pero, ¿qué pasa cuando la adaptaciones fallan dentro del género de la fantasía? Pues que tenemos películas tan malas como las que os presento a continuación:

1. La Torre Oscura

Querer embutir una saga de ocho libros en una sola película no parece un buena idea, pero por lo visto nadie en los estudios se dio cuenta de ello. La Torre Oscura es una obra culmen de Stephen King, aparecen personajes y referencias a otras novelas, se habla del resplandor… en fin, es una obra épica que hubiese necesitado años de preparación y varias películas para ser presentada como toca, no una pobre y desastrosa adaptación hecha para tirar del éxito del momento de IT. 

2. Percy Jackson 

Es una pena que el mundo de Rick Riordan no haya conocido una buena adaptación a las pantallas (aunque la futura serie de Disney+ promete), pero por el momento tenemos personajes que no se parecen en nada a sus contrapartidas literarias, un montón de cosas inventadas, actuaciones mediocres y dos películas completamente olvidables.

3. La materia oscura 

Recuerdo que leí estos libros duramente mi adolescencia, mucho antes de que se volvieran famosos y, por supuesto, mucho antes de la infame película “La Brújula Dorada”. La adaptación a la gran pantalla no solo no capta la esencia de los libros, es que ni la roza. Convirtieron una historia con varias capas de lectura en una insulsa aventura para niños con animales que hablan que pasó sin pena ni gloria. Por lo menos hoy en día tenemos la serie de HBO que parece haber entendido mejor el material original.

4. Cazadores de sombras 

Hay sagas que no solo han tenido una mala adaptación, ¡han tenido dos! Es el caso de Cazadores de Sombras que no solo tuvo una nefasta película que fue un batacazo en taquilla, sino que además Netflix ha hecho un intento de rescatar la saga con una serie que, si bien no es un fracaso absoluto, es cutre a más no poder: desde espadas de plástico llenas de leds, hasta coger la historia de los libros y mezclarla sin ton ni son, sin orden ni concierto. Las adaptaciones de estas novelas juveniles dejan mucho que desear y podrían haber sido algo más de lo que son.

5. El Hobbit 

La semana pasada hablaba de libros autoconclusivos de fantasía que son un must-read, nombré El Hobbit, por supuesto. Es una pena que no pueda recomendar por igual las películas. ¿A quién se le ocurrió transformar un libro de unas 300 páginas en una trilogía de 9 horas de duración?

Funcionó en El Señor de los Anillos porque había una historia que contar, aquí no pueden más que inventarse horas y horas de historia que jamás sucedieron en la novela para rellenar de forma insulsa una aventura que debió contarse en una sola película. 

Y no es solo eso, el CGI es tan obvio y exagerado que las películas se convierten en un meme. 

6.  Eragon

La estabais esperando, ¿verdad? Como un sabio YouTuber dijo:

No existe una película de Eragon.

El geek furioso de la literatura

Es mejor que todos ignoremos el mayor fracaso de adaptación que ha existido en la historia del género fantástico, hacer como que nunca ha pasado, así el dolor será menor. 

La película de Eragon coge conceptos e ideas del libros y los mete por aquí y por allá con el fin de que ambas historias se parezcan en algo, pero lo cierto es que no pueden ser más distintas. 

Cinco magníficos libros de fantasía autoconclusivos

Si no tienes tiempo para sagas eternas, te recomiendo estos libros autoconclusivos para que ahorres tiempo y salud mental

Muchas veces, no tenemos el tiempo necesario para embarcarnos en una saga de más de quince libros y doscientos spins-off. A veces, solo queremos desconectar por un rato de esos personajes sobre los que llevamos leyendo todo el último año. Como lector y escritor de fantasía sé el cansancio que las sagas largas pueden ocasionar en el lector y, parece, que en nuestro género hay una escasez tremenda de libros únicos, de novelas que puedan leerse, disfrutarse y que tras ello el trabajo esté acabado. Que no haga falta leer cinco libros antes de hacerse una idea de todo lo que la historia tiene que ofrecer.

Por eso hoy voy a recomendarte los cinco mejores libros autoconclusivos que podrás leer sin sentirte culpable al acabar por no tener ya una segunda parte entre las manos, ¡porque no existe esa segunda parte!

Pero antes, quiero dejar claras unas reglas sobre los siguientes libros:

1. Pueden pertenecer a mundos mayores o cosmologías que enmarquen otras obras del autor, sin embargo, no tiene que ser necesario leerse esos otros libros para disfrutar del aquí expuesto.

2. Aunque formen parte de una saga de alguna forma, pueden leerse de forma independiente y autoconclusiva con total satisfacción.

Vamos a ello:

5. Sueño del Fevre de George R. R. Martin

¿Qué? ¿El autor de Canción de hielo y fuego no ha escrito solo sobre Poniente? Pues no. George Martin ha sido un escritor discreto durante gran parte de su carrera, pero entre sus obras se encuentran varias joyas del género. Distintas, más lentas y no tan políticas, pero no exentas de la magia de su escritura. Sueño del Fevre es una obra que mezcla Mark Twain y Drácula para ofrecernos una historia de vampiros convincente y oscura. Olvídate de vampiros como los de Crepúsculo, esta es una novela de horror-fantasía muy compleja e inteligente.

4. Elantris de Brandon Sanderson

Ya, ya, Elantris forma parte del Cosmere, ya, ya, Brandon Sanderson planea una segunda parte. Lo sé, pero eso no exime a Elantris de (ahora mismo) cumplir las normas preestablecidas y aún cuando una segunda parte vea la luz, estoy convencido de que esta novela seguirá siendo una de las mejores obras autoconclusivas que pueda haber dentro del género. 

Tanto si queréis leer una fantasía política, inteligente y mágica, como si queréis simplemente empezar a adentraros en la obra de Brandon, Elantris es una novela perfecta. Sencilla de leer, llena de personajes carismáticos, con un sistema de magia propio y gran complejidad de tramas, Elantris es el primer vistazo a lo que un autor como Sanderson podría alcanzar.

3. Apocalipsis de Stephen King

Es una de las novelas más conocidas del autor, también una de las más gruesas que ha publicado, todo estos son buenos indicadores de que Apocalipsis no te dejará indiferente y, encima, no se acabará rápido entre tus manos en una sola tarde. Apocalipsis es una distopía oscura que mezcla el horror y la fantasía al estilo que solo King puede lograr. De esa clase de novelas que te dejarán pensando en ella cuando la hayas terminado.

De obligada lectura para todo fan del terror.

2. Los héroes de Joe Abercrombie

Esta, como Elantris, es de esas novelas que comparten mundo con el resto de libros del autor, pero que eso no os desanime a adentraros entre sus páginas. Los héroes es una excelente novela de fantasía que puede disfrutarse sin tener idea previa de la obra de Abercrombie, pero que se disfrutará más si, por lo menos, se tiene un poco de conocimiento sobre el género fantástico.

¿Por qué? Porque como es habitual en el autor, se “burla” un poco de esas épica batallas a las que nos tiene acostumbrados el género. Muestra la guerra desde una perspectiva más real, más grimdark y nos enseña lo que significa ser un “héroe” en mitad de la batalla.

Como siempre, una obra madura llena de diálogos afilados como una daga, firma de la casa de Abercrombie.

1. El Hobbit de Tolkien

Para todo amante de la fantasía que quiera conocer los inicios del género, para todo lector que quiera sumergirse en una historia clásica, breve, pero llena de sabiduría, El Hobbit no se parecerá en nada a lo que viste en el cine, pero será mucho mejor en su sencillez. 

Una de esas novelas que pueden leerse en una tarde, pero que recordarás para siempre.

Bonus track: Esclavos de Ceniza

Si buscas una novela distinta, que mezcla un mundo fantástico y mágico, con una ambientación post-apocalíptica, Esclavos de Ceniza es tu libro. 

Acompaña a Ceara, una asesina forzosa durante el antiguo régimen y a Idrenniel, una princesa que quiere salvar un mundo agonizante, en esta aventura a través de un yermo desolado lleno de bandidos, drenadores y otros peligros.

En esta historia llena de personajes grises y moralidades dudosas, nada es lo que parece y no existe un “bien mayor”, solo opiniones de cómo deberían ser las cosas.

Puedes encontrar mi novela en Amazon y otras librerías: 

Algunas de las peores portadas del género fantástico

Acompáñame en esta triste historia sobre grandes novelas que se vieron eclipsadas por portadas horrendas.

Todos juzgamos un libro por su portada. 

Es así, no es un invento nuevo, no es que seamos superficiales, es que el mercado ha establecido unas bases para las portadas dentro de cada género. Si vemos una portada con un hombre sin rostro, camisa abierta y unos pectorales dignos de Hércules, ¿en qué género pensamos? Nuestra cabeza se va directamente a la romántica o la erótica. 

Cada género literario tiene sus clichés hasta en el tema de las portadas, los colores y la tipografía que se usa. Incluso se copian sin miramiento estilos cuando una saga tiene éxito, solo hay que mirar las portadas de Crepúsculo y las cientos de copias que le salieron al paso cuando estaba de moda.

Todo esto tiene una razón y es la primera frase de este post. Nuestros ojos, acostumbrados al lenguaje que usa el mercado, se centrarán en aquellas portadas que no estén diciendo claramente a qué género pertenecen y que contengan componentes que nos gusten de otras sagas o historias similares. En la fantasía está claro, espadas, dragones, magos, conjuros… el repertorio es más que obvio.

Existen multitud de portadas dentro de todos los estilos literarios, algunas simplemente cumplen una función asociativa, otras son un poco más valientes y se desmarcan para crear tendencia y, otras… simplemente son un desastre terrible.

Y hoy vamos a hablar de estas últimas, de las portadas que fallan por completo. Ojo, que la portada sea mala y salga en esta lista no significa que el libro en sí sea malo, hay muchas buenas obras en esta lista, algunas maravillas del género, pero sus portadas simplemente no estuvieron a la altura:

  1. El Imperio Final de Brandon Sanderson

Por suerte a día de hoy esta saga tiene unas portadas distintas que le hacen la justicia que merece, pero siendo el Imperio Final unas de las mejores novelas de la fantasía contemporánea, ¿alguien me puede explicar que ocurre con estas portadas?

Aquí os dejo la versión inglesa y la versión española de las primeras ediciones y unas cuantas preguntas, ¿quién es el calvo de la edición española? ¿Y el personaje cosplayeando a la muerte al fondo de la inglesa? En fin, preguntas que nunca encontrarán respuesta.

2. El retorno del rey de Tolkien

Todos hemos conocido o tenemos ediciones magnificas de “El señor de los anillos”, pero ¿qué me contáis de esta representación de Aragon con su casquito alado que parece sacado de una película de los Monty Python?

3. La rueda del tiempo de Robert Jordan

Otras de las sagas más grandes de la historia de la fantasía que ha sufrido de tener alguna de las peores portadas del género. En este caso no se trata tanto de que el diseño sea horrible o la ilustración mala por sí misma, tiene más que ver con la poca o ninguna comunicación que debía haber entre escritor e ilustrador y las representaciones de los personajes. Desde adolescentes que parecen Nicholas Cage a desproporciones épicas en el tronco superior de personajes descritos como atléticos, no fuertes.

4. La voz de las espadas de Abercrombie

Lo siento, pero no puedo con estas portadas, ¿a quién se le ocurrió que sería buena idea poner papeles semi-desordenados como portada de un libro? ¿A quién? Son un dolor de ver, la tipografía es terrible como poco y hace ver el producto como una novela barata de un autor desconocido más que como la genial obra grimdark de un autor de sobre conocido.

5. Lord Toede de Jeff Grubb 

¿Tengo que decir algo de esta portada? ¿Es la peor de toda la Dragonlance? Sin duda.

6. El legado de R. A. Salvatore

Ahora estamos acostumbrados a las poderosas ilustraciones que acompañan a toda las novelas del elfo oscuro, pero hubo un tiempo en que las historias de Drizzt se contaban en libros ilustrados con esto…

¿Horrible verdad? El retoque de photoshop hecho por el primo adolescente de Salvatore no salió demasiado bien.

5 famosos compañeros animales de la literatura fantástica

A veces los protagonistas se ven eclipsados por esos compañeros animales que nos roban el corazón. Hoy vengo a hablarte de cinco de los más famosos animales de la literatura fantástica.

Los animales de compañía son una parte fundamental de nuestra vida: gatos, perros, hurones, tortugas… ¿quién no ha tenido un periquito o un hámster cuando era niño? Mis periquitos, por cierto, siempre desaparecían una noche misteriosa en la que la ventana se quedaba abierta y la puerta de su jaula se levantaba mágicamente. Un drama. Tarde varios años en darme cuenta de que lo que realmente sucedía era que mi madre los encontraba muertos por la mañana, así que fingía una fuga digna de Houdini y los ocultaba para evitarme el trauma. Benditas madres.

Pero a lo que vamos, la fantasía imita la vida aunque esta tenga lugar en mundos ficticios y, como buena imitación, no podrían faltar esas mascotas que hacen la vida del protagonista un poco menos dura, esas mascotas que son fuente eterna de amor y compañía o que son capaces de entrar en batalla junto a sus amigos y darlo todo. Hoy quiero hablaros de 5 (y un bonus) de las mejores mascotas o compañeros animales que ha dado la literatura fantástica.

1. Guenhwyvar 

Si en tu adolescencia leíste los libros de R. A. Salvatore y su famoso personaje, Drizzt Do’Urden, sabrás de quien te estoy hablando. Guen es la pantera que acompaña a Drizzt desde sus primeras aventuras, una fiera leal que ha formado un vínculo único con el elfo oscuro. Pero no es una pantera normal y corriente, pertenece al Plano Astral y es traída al material a través de una estatuilla de ónice que Drizzt lleva consigo siempre. 

Puede sufrir graves heridas que lo único que le sucederá es que volverá al Plano Astral y allí tardará un tiempo en recuperarse por completo antes de estar de nuevo lista para la acción.

2. Sardinilla

Tanto si has leído las novelas del brujo, como si has jugado a los videojuegos, sabrás que Sardinilla no es solo una, sino muchas. Es el nombre recurrente que Geralt le pone a todas sus yeguas a las que está muy unido. A través de este nombre recurrente, el lector acaba asociando a Sardinilla con un único ente, la compañera eterna del brujo que siempre está con él en las largas travesías a través de los caminos.

Además, ¿cuántos caballos habéis visto que sean capaces de subirse a los tejados?

En el videojuego había un bug que hacía que Sardinilla apareciese encima de algunos tejados. El arte corresponde a la carta del Gwent.

3. Fantasma

Los Stark y sus lobos no podían faltar en esta lista, pero como solo puedo elegir uno y soy un básico de cuidado voy a quedarme con Fantasma y su relación con Jon Nieve. El lobo albino es el más único de toda la camada y, junto a Nymeria, el que sigue vivo a estas alturas de la trama (en los libros, por supuesto). Fantasma es el más salvaje de los lobos, aunque también de los más leales, protege y cuida de Jon como si fuesen uno y, en fin, no son pocas las teorías que hablan sobre que Jon sobrevivirá “wargeando” el cuerpo del huargo.

Si esto es verdad o no… solo el tiempo lo dirá.

4. Hedwig

¿Quién no recuerda con cierta tristeza a Hedwig? Nunca una lechuza blanca se había vuelto tan famosa. Leal hasta el final, Hedwig se ganó un hueco en el corazón de Harry y en los corazones de todos los que crecimos con la saga. Hay otras mascotas en Hogwarts, pero ninguna como ella. No podía faltar un puesto de honor para esta lechuza.

5. Saphira 

Vale, es cierto que Saphira no es una mascota, es un protagonista más con entidad propia. ¡Es un maldito dragón! Pero creo que la dragona azul forma parte de esos compañeros “animales” que tiene un vínculo más que especial con su humano, en este caso, su jinete. Saphira es la dragona de Eragon, una llena de personalidad que conquista el corazón de los lectores.

Todos hemos querido ser jinetes de dragón en algún momento de nuestras vidas, ¿no?

Bonus: Idris, el cuervo azul.

No podía cerrar esta lista sin nombrar a Idris, el cuervo de mi novela “Esclavos de Ceniza”. Es el compañero de la protagonista durante toda su aventura, es leal, cariñoso y un poco quejica a veces, sobretodo cuando se moja. No es capaz de hablar, pero con sus gestos denota cada una de sus intenciones y pensamientos.

Su unión con Ceara va más allá de la de animal-humano, pues Idris es algo más, una parte de la propia protagonista, pero decir más sería spoilear mi propia novela y prefiero que lo descubráis por vuestros mismos.

Por cierto, Idris además de ganarse el corazón de varios lectores, también aparece en la portada:

Si te apetece leer algo de fantasía distinta, con un mundo destrozado por un evento apocalíptico, criaturas que drenan toda forma de vida, una asesina de protagonista y un cuervo que la acompaña, recuerda que puedes hacerte con ella en Amazon:

5 novelas sobre escuelas de magia que no son Harry Potter

No todas las escuelas de magia son Hogwarts ni toda la magia se hace con varitas.

Harry Potter no fue el primer niño mago de la fantasía, ni de lejos. 

Antes que él, muchos otros adolescentes descubrían que había un poder oculto en su interior y tenían que acudir a escuelas, academias o torres de hechicería para formarse en el arte de la magia. Sí es cierto que las historias de escuelas de magia (en nuestro mundo o en otros) han crecido exponencialmente desde el éxito rotundo de la obra de Rowling, algunas son obras más maduras y cuidadas, otras son perfectas para pasar el rato y poco más. Sea lo que sea que prefieras, hoy te traigo unas cuantas recomendaciones de historias sobre escuelas de magia, sobre aprendizaje y sobre la madurez.

Y cuando acabéis con estas recomendaciones, tenéis aquí otro post con OTRAS cinco novelas de escuelas de magia.

  1. Crónicas del mago negro de Trudi Canavan

Estamos en la ciudad de Imardin, una ciudad dividida en castas muy marcadas. Los magos solo nacen en la nobleza y, una vez al año, son los encargados de limpiar los barrios altos de pobres en un evento conocido como La Purga.

Durante este evento, Sonea, la protagonista, consigue atravesar el escudo de los hechiceros con una piedra, lo que solo puede significar que ella misma posee poderes mágicos. El gremio entero de magos se pondrá en funcionamiento para encontrarla y formarla en sus artes, o acallarla para siempre.

Como dato interesante, la autora basó su Purga en lo sucedido durante la preparación de  las Olimpiadas de Barcelona de 1992.

2. Trilogía Sombra y Hueso (Grisha) de Leigh Bardugo

Un worldbuilding inspirado en la Rusia de los zares, ¿hace falta decir algo más? ¿Sí? Bueno, a parte de aportar una ambientación original, Leigh pone sobre la mesa una trama que, si bien no deja de ser adolescente, entretiene y te mantiene pasando páginas hasta que la has terminado. El mundo creado por la autora es atractivo, el sistema de magia es funcional y original y los personajes no están nada mal.

En esta historia seguiremos a Alina Starkov que, después de un evento que pone de manifiesto sus poderes, deberá acudir a la corte real para ser entrenada como miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite.

Además, Netflix está a punto de estrenar una serie inspirada por esta obra y por otras obras del Grishaverse (el universo compartido de varias novelas de Leigh). Así que si os gusta leer el libro antes que ver la adaptación, es el momento.

3. La segunda revolución de Costa Alcalá 

Dos autores españoles que trabajan a cuatro manos para traernos una de las mejores sagas de la juvenil española.

La segunda revolución tiene una ambientación única, una que se aleja de la fantasía medieval o de la escuela oculta en nuestro propio mundo, ellos proponen un mundo más industrial, un mundo de chalecos, trabajadores que se reúnen en tabernas para lanzar proclamas, tranvías por las calles, familias con poderes únicos y gente que añora un antiguo régimen de tiranos. 

Los protagonistas, un cast muy diverso que se aleja del tópico del niño elegido, acuden al Liceo de la Guardia de Blyd para formarse en el uso de sus distintas habilidades y poderes. Allí no tendrán solo que enfrentarse a los dramas de ser adolescente, sino a un misterioso complot de aquellos que anhelan la vuelta del viejo orden. 

La segunda revolución es una obra maravillosa, con un worldbuilding de diez y un sistema de magia propio de lo más interesante.

4. Crónica del asesino de reyes de Patrick Rothfuss

Entrando en el territorio de las obras más maduras y menos juveniles, tenemos esta obra que, si bien no está terminada, no debería tardar muchos años más en estarlo. Aunque eso, a veces, es mucho suponer dentro de la fantasía. 

Creo que a estas alturas no hay nadie que no conozca la historia de Kvothe, pero sería imposible hablar de obras sobre escuelas de magia sin nombrar la obra magna de Rothfuss. Es cierto que El nombre del viento no se centra tanto en lo de la “escuela de magia” como otras novelas, pero La Universidad no deja de ser una parte fundamental de la trama y la historia de Kvothe

Si no habéis leído los dos primeros libros de la trilogía, deberíais haceros con ellos ya mismo y dejaros llevar por la pluma de Rothfuss, no os arrepentiréis.

5. Un mago de Terramar de Ursula K. Le Guin

La más antigua de todas las nombradas anteriormente, Ursula ya propuso el tema del niño mago y la escuela de magia cuando Rowling apenas tenía 3 años. Publicada en 1968 y ganadora de varios premios, muchos dicen que la novela de Le Guin fue la que crearía el estilo de la “escuela de magia”.

Como es habitual en Ursula, su historia se centra en los conflictos internos de sus personajes, y no en grandes amenazas externas. Va más allá de la épica clásica de su época y nos ofrece una narración más humana sobre el poder y la corrupción que este puede traer consigo.

Un mago de Terramar habla sobre la madurez, el poder y sobre la responsabilidad ante los actos propios. Una obra fundamental del género fantástico.

Bonus track: Clamor de Tormenta

La Academia es una universidad para hechiceros y el objetivo de Ander es entrar en ella aunque sea solo un hechicero «a medias» como a su padre le gusta recordarle. Mi novela Clamor de Tormenta es el principio de una trilogía de fantasía contemporánea con personajes más adultos, mucho magia y un sistema de magia basado en runas y conexiones entre ellas.

Puedes encontrarlo en Amazon