Opinión: La Voz de las Espadas

La Voz de las Espadas es una novela de fantasía muy distinta.

Dígame una cosa, maese Nuevededos, ¿se ha fijado alguna vez lo distinta que es una espada de todas las demás armas? Las hachas, las mazas y todo ese tipo de cosas cuelgan del cinto como seres inanimados […] En cambio, las espadas… las espadas tienen voz.

Bayaz, el Primero de los Magos

La Voz de las Espadas de Joe Abercrombie.

He leído varías cosas sobre esta novela. Muchos le adjudican un exceso de crudeza, algunos comentan que es terriblemente lenta, otras voces claman que no tiene argumento alguno y que solo se sostiene por sus personajes. Por supuesto, también hay quien la alaba como una obra maestra. ¿Qué es La Voz de las Espadas?

La primera novela de la trilogía de La Primera Ley es una obra desconcertante para cualquier persona acostumbrada a la fantasía más tradicional. Aquí no vas a encontrar a un grupo de héroes al uso en una épica misión para salvar el mundo, más bien te toparás con un variopinto grupo de desarrapados, matones y violentos personajes cuyas tramas transcurren separadas durante la mayor parte de la historia, pero que poco a poco se irán entrelazando dejando entrever un tapiz mayor en el fondo.

La Voz de las Espadas tiene trama, claro que la tiene, pero transcurre despacio y en la sombra del resto de tramas, nos llega a través de palabras de guerra que resuenan por las calles, movimientos extraños más allá de las montañas, una situación inestable en el sur. Al principio, todo esto no parece afectar a la vida de nuestros protagonistas que, como si fuese una historia sobre vidas cotidianas, se dedican a hacer su trabajo interrogando a los enemigos del rey, preparándose para un certamen de esgrima o viajando por la espesura en busca de un mago. 

Pero obviamente todos esos elementos están ahí, como hilos en el tapiz, tejiéndose alrededor de los protagonistas para atarlos entre ellos.

La Voz de las Espadas tiene trama y es una buena y sutil, que va creciendo hasta el explosivo final de la novela. Los personajes son carismáticos, están bien trabajados y definidos y no son tus prototípicos héroes. Son personas en un mundo violento, llenas de defectos, con pocas virtudes, pero redimibles todavía, con una oportunidad de ser mejores.

Y eso es el mayor encanto y el mayor punto fuerte que tienen. Algunos no te caerán bien, pero es que no están hechos para caerte bien.

Sobre la crudeza de la novela, creo que se sobredimensiona, he leído grimdark muchísimo más duro y que tiende a deleitarse en la violencia. Joe Abercrombie expone con maestría el horror de un combate armado, pero no se deleita en él. Cuando dos espadas se cruzan, la sangre va a salpicar, ocultarlo no tiene sentido para este autor, pero tampoco esperes largas descripciones sobre las vísceras explotando y los sesos desparramados. Todo tiene su mesura entre estas páginas.

Lee La Voz de las Espadas si quieres leer un tipo de fantasía distinto, lento, sobrio, con buenos personajes, nada de épica, pero sí un poco de drama. No deja de ser una novela introduciría para lo que se intuye una trama mayor que transcurrirá en los dos siguientes libros, yo, no tardaré en cogerlos.

A %d blogueros les gusta esto: