Las seis peores adaptaciones al cine de novelas de fantasía

El libro siempre es mejor que la película. 

Nadie duda de la veracidad de esta frase y, con razones fundadas, las adaptaciones al cine de muchos libros han sido un completo desastre. La simple profundidad de las páginas no parece llevarse siempre bien con el espectáculo de la gran pantalla. Esto se acentúa todavía más dentro del género fantástico, género que normalmente necesita muchas páginas para introducir al lector a un mundo nuevo y que la película no puede ofrecer si no es con tediosos minutos de personajes hablándole al espectador.

Además, la magia, los dragones, las criaturas y las grandes batallas requieren de mucho presupuesto en el cine, por lo que se omiten, se hacen bien cutronas o la cinta tiene un presupuesto altísimo y entonces tenemos obras maestras como El Señor de los Anillos de Peter Jackson.

Pero, ¿qué pasa cuando la adaptaciones fallan dentro del género de la fantasía? Pues que tenemos películas tan malas como las que os presento a continuación:

1. La Torre Oscura

Querer embutir una saga de ocho libros en una sola película no parece un buena idea, pero por lo visto nadie en los estudios se dio cuenta de ello. La Torre Oscura es una obra culmen de Stephen King, aparecen personajes y referencias a otras novelas, se habla del resplandor… en fin, es una obra épica que hubiese necesitado años de preparación y varias películas para ser presentada como toca, no una pobre y desastrosa adaptación hecha para tirar del éxito del momento de IT. 

2. Percy Jackson 

Es una pena que el mundo de Rick Riordan no haya conocido una buena adaptación a las pantallas (aunque la futura serie de Disney+ promete), pero por el momento tenemos personajes que no se parecen en nada a sus contrapartidas literarias, un montón de cosas inventadas, actuaciones mediocres y dos películas completamente olvidables.

3. La materia oscura 

Recuerdo que leí estos libros duramente mi adolescencia, mucho antes de que se volvieran famosos y, por supuesto, mucho antes de la infame película “La Brújula Dorada”. La adaptación a la gran pantalla no solo no capta la esencia de los libros, es que ni la roza. Convirtieron una historia con varias capas de lectura en una insulsa aventura para niños con animales que hablan que pasó sin pena ni gloria. Por lo menos hoy en día tenemos la serie de HBO que parece haber entendido mejor el material original.

4. Cazadores de sombras 

Hay sagas que no solo han tenido una mala adaptación, ¡han tenido dos! Es el caso de Cazadores de Sombras que no solo tuvo una nefasta película que fue un batacazo en taquilla, sino que además Netflix ha hecho un intento de rescatar la saga con una serie que, si bien no es un fracaso absoluto, es cutre a más no poder: desde espadas de plástico llenas de leds, hasta coger la historia de los libros y mezclarla sin ton ni son, sin orden ni concierto. Las adaptaciones de estas novelas juveniles dejan mucho que desear y podrían haber sido algo más de lo que son.

5. El Hobbit 

La semana pasada hablaba de libros autoconclusivos de fantasía que son un must-read, nombré El Hobbit, por supuesto. Es una pena que no pueda recomendar por igual las películas. ¿A quién se le ocurrió transformar un libro de unas 300 páginas en una trilogía de 9 horas de duración?

Funcionó en El Señor de los Anillos porque había una historia que contar, aquí no pueden más que inventarse horas y horas de historia que jamás sucedieron en la novela para rellenar de forma insulsa una aventura que debió contarse en una sola película. 

Y no es solo eso, el CGI es tan obvio y exagerado que las películas se convierten en un meme. 

6.  Eragon

La estabais esperando, ¿verdad? Como un sabio YouTuber dijo:

No existe una película de Eragon.

El geek furioso de la literatura

Es mejor que todos ignoremos el mayor fracaso de adaptación que ha existido en la historia del género fantástico, hacer como que nunca ha pasado, así el dolor será menor. 

La película de Eragon coge conceptos e ideas del libros y los mete por aquí y por allá con el fin de que ambas historias se parezcan en algo, pero lo cierto es que no pueden ser más distintas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: